Muerte al Impuesto sobre Actividades Económicas de Navarra

x

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IEA) es uno de los máximos exponentes de la voracidad fiscal del estado. Se trata de un impuesto, gestionado por los ayuntamientos, que grava de forma directa la mera realización de cualquier actividad económica. Atención: no los beneficios, sino la mera realización de una actividad económica. El impuesto, de hecho, consiste en una cantidad fija, al margen de ventas, gastos o ingresos, y al margen también de si se realiza desde el propio domicilio o un local comercial. Da igual también si el ayuntamiento que cobra el impuesto ofrece a cambio a quien lo tiene que pagar algún tipo de contraprestación. Es más, con carácter general no la ofrece o se trata de contraprestaciones que ya se pagan por otra vía impositiva. Evidentemente se trata de un simple castigo a la actividad económica, un freno y un instrumento de disuasión a la actividad económica, un gravamen injusto y además un estímulo para actuar en la economía sumergida.

x

Siendo funesto todo lo anterior, más aún lo es que se trate de un impuesto que básicamente ha desaparecido en el resto de España desde 2003 , salvo en el caso de que se facture más de 1 millón de euros. Navarra es por tanto una excepción para mal y no todo mal empieza con el cuatripartito. En lo que respecta a múltiples sociedades de pequeño tamaño y autónomos, más valdría quemar los Fueros. O para ser más justos con los Fueros (los Fueros sirven tanto para subir como para bajar impuestos), más valdría quemar el gobierno (en sentido figurado, por supuesto).

x

Hace un mes, el Gobierno de Navarra anunciaba 57 medidas para apoyar a los cerca de 50.000 afiliados en la Comunidad Foral al régimen de autónomos. Todos ellos agradecerían la supresión del pago de este impuesto.

x

El plan de los autónomos para rescatar al gobierno

Hablando de este plan, algunos de estos autónomos también recibirían con cierto escepticismo esas 57 medidas cuando, para esa misma fecha, la Hacienda Foral aún no les había devuelto el dinero correspondiente a su declaración. Un dinero que algunos de ellos habrán visto aparecer en su cuenta justo para terminar el año, casualmente sólo días antes de que la ley empiece a obligar al gobierno foral a tener que pagar un interés de demora. Más que un plan del gobierno para ayudar a los autónomos, lo que de momento hay en vigor es una especie de plan tácito para que los autónomos ayuden al gobierno, otorgándole créditos obligatorios a seis meses al 0%.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (3)
  1. El estado hipertrofiado oprime al ciudadano. Si encima es un estado fascista, nazi o comunista ni les cuento, y el detritocutrepartito está cuajadito de gentuza similar: racistas, comunistas, neocomunistas bolivarianos y filonarcoterroristas.
    No es de extrañar que esto no arranque y empiece a dar señales de que se hunde. No tienen dinero ni para pagar al estado central, ni devolver los dineros. Y eso con el incremento de recaudación.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 17 Thumb down 2

  2. Indarra says:

    A mi me vendría genial evitar ese atraco de 300 euros al año. ¿dónde hay que firmar?

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 1

  3. Indarra says:

    El problema es q corren malos tiempos para la lírica.Hay que pensar en el gasto”social”, ese ser voraz y redistribuidor de la miseria.
    Ya no se lleva lo de bajar impuestos o eliminarlos. Piensen en la etimología de impuesto. Pues eso

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 1

   Dar de baja