Tres mentiras y nueva subida de impuestos

.

Cualquier política que consista en o implique de algún modo subir los impuestos y la deuda, no sólo no es un plan de estímulo sino que es un plan para asfixiar el consumo y el crecimiento. Ahora mismo estamos maniatados por los impuestos y la deuda, por eso no despegamos.

.

Sirva la introducción anterior para enmarcar la noticia de que el gobierno prevé cumplir el objetivo de déficit mediante nuevas subidas de impuestos, en parte a las empresas y en parte a los ciudadanos (combustible, alcohol, bebidas con azúcar…).

.

La mentira de la austeridad

Por más que se repita constantemente, es mentira que en España se esté aplicando una política que tenga como eje la austeridad. Las cifras de gasto del estado no engañan respecto a que la austeridad es un mito. He aquí la evolución de los Presupuestos Generales del Estado durante los últimos años. El hecho objetivo es que los Presupuestos Generales de 2007, en plena burbuja de ingresos, ascendían a 291 mil millones, frente a los 351 mil de 2016.

.

presupuestos-generales

.

¿Es mentira entonces que ha habido recortes? Sí que ha habido recortes, pero por otra parte ha habido un crecimiento enorme del gasto en dos conceptos: deuda y pensiones. En 2007 el gasto del estado era de 15.900 millones en deuda y 91.400 millones en pensiones; en 2016 el estado gasta 33.400 millones en deuda y 135.400 millones en pensiones. Nos dicen que somos austeros y que no hay un problema con la sostenibilidad de las pensiones, juzguen ustedes mismos.

.

Aunque en el cómputo general de gasto no ha habido recortes, sino que gastamos mucho más que en 2007, sí que ha habido recortes en algunos servicios esenciales para compensar el citado crecimiento meteórico de la deuda (por el sobregasto) y de las pensiones (por el envejecimiento de la población). Al compensarse los recortes en un lado con el crecimiento del gasto en otro, en conjunto no baja la cifra total de gasto.

..

No habiendo un recorte de gasto real, lo que unos gobernantes tras otros han intentado como primer recurso es subirnos los impuestos. No pensemos, sin embargo, que nos han subido los impuestos tras haber intentado eliminar antes todo gasto superfluo. Los impuestos suben mientras cientos de sociedades públicas en todas las comunidades autónomas sobreviven gracias a la respiración asistida del tubo que les une al bolsillo del contribuyente. Todas estas empresas son cementerios de elefantes en los que multitud de políticos se garantizan un puesto y un sueldo tras su regreso a la vida “civil”. Durante la crisis no se ha cerrado ni una televisión pública. No hay pequeña localidad que no siga conservando su gimnasio o su ruinosa piscina cubierta. Todos los ayuntamientos siguen ofreciendo en catarata todo tipo de cursillos que van del reguetón al cultivo del nabo. Todos estos gastos se mantienen mientras, dicen, la gente muere de hambre, y mientras nos suben una y otra vez los impuestos.

.

La mentira de la presión fiscal

Una y otra vez volvemos a escuchar también que la presión fiscal de España está por debajo de la media de la UE, o por debajo de los países más desarrollados de nuestro entorno, y que lo que tenemos no es un problema de gasto sino de ingresos, porque pese a lo quejicas que somos tenemos menos impuestos que nuestros vecinos.

.

Es cierto que la recaudación como porcentaje del PIB (presión fiscal) es menor en España que, por ejemplo, en Alemania o en Dinamarca, pero merece la pena detenerse un momento en el PIB per cápita de Alemania o de Dinamarca.

El PIB per cápita de España es de 23.200 euros.

El PIB per cápita de Alemania es de 37.100 euros.

El PIB per cápita de Dinamarca es de 46.800 euros.

.

Cuando hablamos de personas toda la izquierda entiende, y de hecho es una de sus banderas, que un pobre no puede pagar los mismos impuestos que un rico. Sin embargo, por alguna extraña razón, cuando hablamos de países en vez de personas la izquierda deja de entender que un país pobre no puede pagar los mismos impuestos que uno rico, e insiste en que la presión fiscal de España se iguale a la de los ricos.

.

Si a un español le quitamos la mitad la riqueza que genera, le quedan 11.600 euros.

.

Si a un alemán le quitamos la mitad de lo que genera, le quedan 18.550 euros.

.

Si a un danés le quitamos la mitad de lo que genera, le quedan 23.400 euros.

.

Es evidente que el esfuerzo fiscal del español es mucho mayor que el del danés. Es evidente que, pagando los dos el 50%, al danés le queda mucho más dinero que al español para llegar a fin de mes. Es evidente que la economía real, la que sustenta el estado del bienestar, se alimenta del dinero que le queda al ciudadano después de pagar impuestos, una cifra que es mucho mayor en el caso del ciudadano danés o alemán que en el caso del español. Por consiguiente, al motor de la economía real española se le deja mucha menos gasolina que al de la alemana o la danesa. Cada vez que subimos impuestos, a medio plazo gripamos el crecimiento y la creación de empleo. Es más, gripando el crecimiento y la creación de empleo gripamos al final también la recaudación.

.

presion-fiscal-esfuerzo-fiscal

.

La mentira de los beneficios empresariales

Otro de los mantras con el que tenemos que vivir constantemente es que la crisis ha recaído sólo sobre los trabajadores, sobre las clases medias y sobre los españolitos de a pie. Obviamente es cierto que la crisis ha caído como una losa sobre todas estas personas. Lo que sucede es que también se nos dice que, mientras esto sucedía, los ricos se hacían más ricos y las empresas se forraban a costa de la gente y el sufrimiento de “los de abajo”.

.

La realidad, una vez más, vuelve a contrastar de manera brutal con este tipo de discurso populista, cuando alguien se molesta en verificar el dato.

.

Las empresas del IBEX 35 ganaron 49.246 millones de euros en 2007.

La empresas del IBEX 35 ganaron 23.247 millones de euros en 2015.

En el año 2012, las empresas del IBEX 35 perdieron 5.000 millones.

.

Es normal que se haya desplomado el Impuesto de Sociedades, y eso que hablamos de las empresas del IBEX, no de la pequeña tienda debajo de nuestra casa.

.

Es mentira que la crisis sólo haya afectado a los trabajadores o a los de abajo.

.

Lógicamente, si las empresas reducen brutalmente sus beneficios eso tiene una repercusión sobre salarios, empleo y recaudación.

.

Cuando lo que nos volvemos a plantear es una nueva subida de impuestos hay que tener presente que los españoles que pagan impuestos, como evidencian año tras año los cálculos de Civismo, ya están pagando la mitad de lo que generan en impuestos. Teniendo en cuenta que, como hemos visto, los españoles tenemos un PIB per cápita mucho menor que el de nuestros vecinos, podemos concluir que el contribuyente medio se encuentra al borde mismo de la extenuación fiscal.

.

liberacion-fiscal-2016

.

Si dejamos aún menos dinero a los contribuyentes en el bolsillo para que inviertan y consuman, y además les subimos los impuestos a las empresas, estamos sentando las bases para estrangular completamente la recuperación económica.

.

A todo lo anterior hay que sumar, además, el hecho de que a lo que estamos asistiendo en este momento fuera de España es a un entorno de rebajas de impuestos a las empresas, reforzado tras el bréxit y la victoria de Trump, quien propone rebajar el impuesto a las empresas en los EEUU del 35% actual al 15%. Vamos a estrangular la economía y encima quedar fuera del interés inversor internacional.

.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (2)
  1. Si los impuestos sirvieran para otra cosa distinta de la de mantener 18 castas, una que rema para alante y otras 17 que reman ora donde les sale de las narices, y 3 de ellas remando a la contra en estos momentos, dos de ellas con la ayuda del PSOE local cada vez más local y locuelo….igual me plantearía que pagar impuestos pudiera ser algo positivo.
    En estos momentos, un robo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 15 Thumb down 0

  2. clarete 2011 says:

    Impuesto de sociedades:
    – EEUU 15% (propuesta Trump)
    – Reino Unido 17% (propuesta para contrarrestar el “brexit”)
    – Irlanda 12,5% (ha superado la intervención de la UE bajando impuestos)
    – Hungría 9,5% (record, ¡Ojo a la industria europea de automoción!)
    – Francia, (Fillón propone sensible rebaja si llega al Elíseo)
    – España 25% y subiendo.
    ¿Donde creen Vds. que se decidirá a invertir cualquier fondo de inversión empresarial?. ¿No resta competitividad a las empresas españolas? ¿Si nuestras empresas producen más caro y venden menos, cuantas estarán en disposición de subir los salarios?. ¿Cuantas se instalarán en otros países impositivamente más atractivos, si tienen posibilidad?

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 0

   Dar de baja