¿Qué pensar de Rajoy?

Todo indica que este sábado Mariano Rajoy será investido presidente. Esto coloca a don Mariano como evidente ganador de la partida que se ha disputado durante meses en España, la cual ha incluido desde la repetición de las elecciones a la decapitación de Pedro Sánchez. Lo que sucede es que la evidencia de que ha ganado él es una afirmación literal. Es decir, ha ganado Mariano Rajoy, él, personalmente. Alguien podría preguntarse si esta victoria personal es o no lo mejor que le podía pasar al país.

.

.

Todo es discutible, menos el propio Rajoy

Tras la decisión del PSOE de permitir la investidura de Rajoy mediante la abstención, el presidente en funciones ha respondido mostrando su disposición a negociarlo todo con los socialistas sin marcar líneas rojas, desde la LOMCE o la “ley mordaza” a la reforma de la Constitución, pasando por la reforma laboral. No deja de ser llamativo que, al parecer, para Rajoy todo era discutible menos su propia candidatura a la presidencia, él era la única línea roja. Es posible que muchas personas en el centro-derecha, sin embargo, lo vean desde el punto de vista opuesto y consideren que era mucho mejor negociar la figura de Rajoy que todo el programa del gobierno. La prioridad de Rajoy era él, la del electorado del PP puede que el programa.

Naturalmente casi todo el mundo en el centro derecha asume que es mejor un gobierno en minoría con Rajoy que otro de Pedro Sánchez condicionado por Pablo Iglesias y los separatistas. Es un mal momento por tanto para cuestionar a Rajoy. Por otro lado, Rajoy ha sido una decepción para muchos votantes en asuntos que van del aborto a la fiscalidad o el control del gasto. Rajoy no ha reformado nada salvo cuando se ha visto absolutamente obligado a tener que reformarlo y la mejor baza de Rajoy en ningún momento han sido sus propias virtudes, sino el temor a la alternativa a Rajoy.

.

.

Evitar una elección entre populismo y corrupción

Ni los del Partido Popular son tan corruptos, ni los de Podemos tan puros. Quien dice Laura, Ainhoa, Tere, dice contratito, cocherito y fuera de mi piso. En un mismo marco jurídico-político, manejando el mismo poder y el mismo presupuesto, 100 miembros de Podemos son sin duda tan o tan poco corruptos como 100 miembros del Partido Popular o de cualquier otro partido. Sin embargo, de cara a unas elecciones y las elecciones son la base de la democracia, a veces lo importante no es tanto la realidad como la percepción de la realidad. Para una gran parte del electorado, con razón o sin ella, en las elecciones se trata de elegir entre populismo y corrupción. Hay que evitar poner al elector en esta disyuntiva no sea que elija populismo, como en gran medida ha hecho. Para ello hay que asumir responsabilidades políticas y aprobar medidas de regeneración que además el elector perciba como suficientes. Tampoco es que el electorado se haya sacado de la nada la relación entre el PP y la corrupción. No es que Rajoy sea un corrupto hasta donde sabemos, pero tiene una evidente responsabilidad política por todo lo sucedido en su partido por debajo de su trono.

Es evidente que en los buenos resultados del populismo hay una parte atribuible al buen hacer de los propios populistas en materia de agitación y propaganda, pero la pregunta es: ¿ha hecho el PP su parte para que el populismo no creciera tanto? ¿Ha hecho autocrítica? ¿Ha asumido responsabilidades al más alto nivel? ¿Ha llevado a cabo una regeneración creíble y apreciable por la ciudadanía? La respuesta a estas preguntas tiene todo que ver con el resultado de cualquier juicio en este momento a la labor y la figura de Rajoy, aunque a él personalmente la jugada de momento le haya ido bien.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (3)
  1. Patricia says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 6

  2. clarete 2011 says:

    Si se contabilizaran los votos en blanco, traduciéndolos luego a escaños vacíos, yo votaría en blanco, Dña. Patricia. Mientras eso no ocurra, ¿a quien me recomienda Vd, votar?. Espero su respuesta.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 1

  3. No es fácil juzgar las omisiones en la Historia, el qué hubiera pasado si… Porque hay omisiones que se pagan a corto y se ven, otras a largo plazo y, en fin, otras a corto y largo plazo. Por ejemplo: ¿Qué hubiera pasado con los separatismos españoles si no se los hubiera dejado llegar hasta donde han llegado? ¿Son separatistas? ¿Es separador el gobierno central? ¿Son los unos y los otros? ¿Qué pasa con los melindres en política? ¿Y con los trepadores? Estamos viviendo un momento complicado en el que se aborrece la buena doctrina por doctrinarios y se la sustituye por ideologías que no valen un pimiento, porque de lo que se trata es de ganar para mí y los míos espacios de poder a ti y a los tuyos. Tanto da: los programas políiticos se editan en colores diferentes, pero son convergentes vía pacto, porque “España (el triunfante yo) os necesita”.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

   Dar de baja