¿Le pagamos a Spiderman por la cara los viajes al extranjero?

Amazing Armando Cuenca

Ayer saltó el escándalo en el Ayuntamiento de Pamplona, y cuando salta el escándalo en el ayuntamiento de la capital ya saben que por regla general o hablamos de Asirón o hablamos de Spiderman. Hoy le toca descansar a Asirón. El caso es que, según denuncia UPN, un viaje de partido del concejal Armando Cuenca, alias Spiderman, impidió la celebración de un debate en Urbanismo. Un debate en el que se iban a exigir aclaraciones sobre la eliminación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en Pamplona y se iban a discutir las explicaciones que aportó en su momento Cuenca al respecto.

UPN reprocha que el concejal anunciara a las 13.15 horas que no acudiría a la sesión, sabiendo desde la semana anterior la inclusión de este asunto en el orden del día. Más aún, los regionalistas señalan que el acto al que ha acudido el concejal de Aranzadi/Podemos en Londres no es un congreso técnico, sino “un acto de partidos y entidades de izquierda y extrema izquierda al que por parte de España sólo acuden miembros del equipo de Colau y de José María González Santos ‘Kichi’, alcalde de Cádiz”.

Como consecuencia de todo lo atenrior, UPN echa en cara a Spiderman que “abandone sus obligaciones municipales por asistir a un acto de partido”. Pero además exige que “el Ayuntamiento no pague los gastos derivados de este viaje, porque todos los pamploneses no tienen por qué pagar las excursiones a Londres de Aranzadi”.

UPN recuerda que “el consistorio ya ha pagado los viajes del alcalde y de otros cargos a reuniones con alcaldes de ciudades gobernadas por fuerzas cercanas a Podemos a lo largo de este año”. Además denuncia un “ausencia reiterada” de los concejales de Podemos a las comisiones municipales.

Recapitulando, la política del cambio sería que Spiderman no va a las reuniones del Ayuntamiento, que en vez de eso se apunta a un viaje a Londres, y que el viaje a Londres se lo pagamos los contribuyentes. Alguien podría pensar maliciosamente que si los concejales o alcaldes de progreso quieren hacer un viaje a Londres, a París o a Bali, basta con que se apunten a cualquier charleta que se celebre allí o que organicen ellos mismos, pasándonos la factura a los que sostenemos a la casta, ya sea la casta de la chistera o la de la camiseta. Lo mismo entre charleta y charleta de progreso les queda tiempo para visitar los lugares típicos, ir de compras y asistir a algún espectáculo, lo que es un viaje a Londres como los del resto de los mortales que se lo pagan de su bolsillo. Cualquiera de estos mortales, por cierto, aceptaría el trato de ir gratis a cambio de asistir a una conferencia y un poco de charla ligera. Obviamente cabe albergar una duda razonable respecto a si es absolutamente imprescindible que los concejales y alcaldes de progreso vayan a Londres en vez de quedarse a trabajar en Pamplona o en su respectiva ciudad y si encima el viaje a Londres se lo tenemos que pagar entre todos.

Esperamos ansiosos las explicaciones de Spiderman para comprobar si su respuesta incluye menciones a Franco, Bankia, Iraq o los GAL.

Comentarios (2)
  1. Malversación arácnida de caudales públicos…..a tejer telarañas a la cárcel.
    Y a todo esto, ¿por qué quitan los enchufes de los coches eléctricos? ¿Ya no son suficientemente progres? ¿Ahora hay que ir en burro?
    Yo que Iberdrola les empuraba.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 33 Thumb down 3

  2. Teranleto says:

    Ya se sabe que la neocasta se pone muy estupenda, exigente y crítica con la casta, pero ellos -que son la gente, para entendernos- se pasan por el arco del trinufo todo el código deontológico que a los demás políticos exigen. Ejemplos ya no nos faltan, más bien nos sobran: la condenada asaltacapillas Rita Maestre, que se niega a despegarse de su silla de portavoz; la concejal de Pamplona, que no se quiere enterar de que su hermana ha sido favorecida por ayudas municipales; el ínclito Echenique, que tiene a una empleada doméstica sin el debido contrato, pero la culpa es de los ricos; el austero y pobre diputado Iglesias, que sólo acumula 120.000€ en el banco; el doctor Errejón, que disfruta de un contrato de trabajo sin trabajar, en la Universidad de Málaga; y así podemos continuar citando casos de esta nueva categoría de políticos limpios e inmaculados.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 2

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja