Los números contra Sánchez y Rajoy

De cara a lo que pueda pasar respecto a la formación de gobierno en España, frente a todo lo que son opiniones y meros vaticinios, seguramente interesa volver a repasar la dura aritmética parlamentaria. La cual, acaso, pueda además iluminar algunas opiniones y vaticinios.

Mayoría absoluta=176

PP+Ciudadanos+Coalición Canaria=170

PSOE+Podemos=156

PSOE+Podemos+Coalición Canaria=157

PSOE+Podemos+PNV=161

PSOE+Podemos+PNV+ERC=170

PSOE+Podemos+ERC+CDC=173

PSOE+Podemos+PNV+ERC+CDC=178

PSOE+Podemos+ERC+CDC+PNV+Bildu=180

El Parlamento, como decíamos, tiene 350 diputados.

Si de esos 350 diputados restamos los del PP y los de Ciudadanos (169), quedan sólo 181 diputados para formar una mayoría alternativa.

Si a esos 181 diputados les restamos los del separatismo catalán y de Bildu (CDC+ERC+Bildu), sólo quedan 162.

Por consiguiente, es imposible formar una mayoría alternativa al PP sin los diputados separatistas, y parece difícil que los separatistas y el PSOE estén a la vez en el gobierno de España o en su apoyo y en la desintegración de España. Aunque Pedro Sánchez pudiera resultar elegido, le sería muy difícil poder gobernar con los partidos que podrían elegirlo.

Ideológicamente, tampoco es sencillo pensar en una alternativa de izquierdas.

PSOE+Podemos+ERC+Bildu=167 diputados.

Para que Pedro Sánchez pudiera ser presidente, sería necesario incluir el apoyo tanto de partidos de derechas como de partidos separatistas. Resultaría un tanto absurdo llamar a eso una alianza de izquierdas.

Obviamente Rajoy tampoco lo tiene fácil por el mismo tipo de limitaciones políticas y aritméticas. Para tener mayoría necesita o a los separatistas o la abstención-apoyo de los socialistas. Aunque tuviera ese apoyo para ser investido, seguramente no lo tendría después para el día a día en el gobierno. Pero el pueblo español es sabio.

No, el resultado no es consecuencia de la sabiduría del pueblo español, esto es un tópico absurdo.

Los españoles han votado a este o al otro y eso ha dado un resultado, pero lo que han votado es a este o al otro, no al resultado. Los españoles no han elegido ese resultado. Los votantes del PP han votado al PP, no que el  PP tuviera 137 diputados. Cuando los españoles votaban ni siquiera sabían el resultado, es imposible saber el resultado antes de la votación porque el resultado sale de la votación, luego malamente los españoles pudieron haber votado ese resultado, salvo que se hubieran puesto todos de acuerdo para pactar el voto. El resultado no es por tanto una emanación de la sabiduría del pueblo español ni el que hubieran querido todos y cada uno de los votantes que han determinado el resultado con su voto.

Más allá de las dificultades aritméticas para elegir un presidente, no digamos para gobernar, quizá sería conveniente pensar en alternativas que impidan bloqueos como el que ahora atravesamos y en este sentido hay un par de opciones interesantes.

En primer lugar la segunda vuelta cuando fuera necesario, ya sea para elegir presidente del gobierno, de la comunidad autónoma o de los ayuntamientos.

En segundo lugar ir avanzando hacia un sistema de listas abiertas, con menos disciplina de partido, en el que los diputados rindan cuenta a sus electores no tanto como a su ejecutiva, un poco al estilo de los EEUU. De este modo pasaríamos del voto por bloques al voto por diputados. No sólo sería más fácil evitar los bloqueos sino que se enriquecería la vida parlamentaria y los diputados dejarían de ser automátas sin mucha más función que apretar un botón, como el famoso pájaro que se buscó Homer Simpson para trabajar desde su ordenador. El artículo 67.2 de la Constitución, de hecho, establece que “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”, aunque en la práctica la partitocracia ha vaciado de contenido esta disposición.

Unas palabras finales para recordar, como dato anecdótico, que Pedro Sánchez es secretario general del PSOE sin tener la mayoría absoluta de los votos. En las primarias que convirtieron a Sánchez en lider del partido había tres candidatos: el propio Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. Sánchez sólo obtuvo el 48,6% de los votos; es decir, Pedro Sánchez es secretario general como candidato más votado, no por haber obtenido la mayoría absoluta de los votos.

Comentarios (3)
  1. Indarra says:

    Cabe la posibilidad de que algun sociolisto se vaya al baño en la votación o directamente q vote q sí…

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 10 Thumb down 0

  2. navarrisimo says:

    Si creo que se van a poner enfermos unos pocos ese día 30 por una supuesta tortilla contaminada en la fiesta de Vara…

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 0

  3. A algunos diputados del PSOE el cuerpo les pide dejar que gobierne el PP y que el PSOE vuelva a ser un partido español y anticomunista, no como ahora, proislamista, proseparatista, procomunista, pronacionalista, y antiliberal. Y encima sumiso a las necesidades personales de su líder con pies de barro.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja