¿Es fascismo ponerle un nombre de niño a un niño?

 

¿Deberíamos llamar niños a los niños? Según la ideología de género, no se puede poner de nombre José a un niño recién nacido sólo porque tiene genitales masculinos. ¿No estamos en que la genitalidad es una cosa y la identidad sexual otra? ¿Por qué arrojar a ese ser recién nacido a los brazos del heteropatriarcado machista fascista ultracatólico franquista cunetero capitalista genocida con un nombre masculino? Unos padres no fascistas debieran llamar alternativamente al niño Pepito o Pepita según el día de la semana o incluso la hora del día. Sólo así podría este ser estar preparado en el día de mañana, cuando tenga una madurez suficiente, es decir a los tres años, para elegir libremente su identidad sexual y sólo entonces se le debería inscribir (temporalmente) como chico, chica, bi, neutro, NS/NC, trans, trav, pan, tri o lo que quiera que elija o no elija. Naturalmente sólo tratando a los pequeños un día como chicos, otro como chicas, otro como neutros y otro como ambos podremos evitar que crezcan confusos sobre su identidad sexual, o esa sería la teoría. A la vista de que hay un pequeño porcentaje de  personas que desde muy temprana edad efectivamente se sienten en conflicto con su identidad sexual, está claro que no hay una manera más sencilla de conseguir que nadie se pueda sentir anormal en su sexualidad que acabando con la propia idea de normalidad, aplicando la ideología de género a machamarillo con carácter universal. La pregunta es si esto no es un poco como normalizar a alguien que tenga nueve dedos cortando uno a todos los demás.

Comentarios (2)
  1. Qué tiempos aquellos en los que ser hay podía ser transgresor….y no como ahora, convertido por los políticos, en algo agresor y represor. Todo lo que toca la izquierda, lo ensucia y lo rompe, ahí si que no falla; o lo hunde y revienta, como la economía …..

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 22 Thumb down 3

  2. Ispan says:

    Nada amigo Ciudadano Caña no hay que ser transgresor , so riesgo de caer en el heteropatriarcado, culpable del diluvio, la guerra de Troya , la caída de Constantinopla y de la Primera Guerra Mundial como poco.
    Por eso es necesario que los niños y las niñas reciban nombres como Peña en lo más alto, Niebla que empaña la cabeza, Ortiga que pica , Agua que no has de beber, Cabellera abundante ,Lluvia que no para etc que no indican sexo alguno de quien los lleva. Nada de Javieres, Fermines,Franciscos, Antonio ni Luis , Josés o Milagros, Inmaculada , ni siquiera Rocío, ni Leyre o Ujué. !Ah! Y ojito con los juegos , la comba para todos será muy buena para curtir a los cuerpos, acaso no la utilizan los boxeadores. Lo del futbol ya se verá , pues es fácil que se pueda incurrir en partidario del heteropatriarcado si no juegan las niñas. Así mismo nada de ropa que indique sexo, nada para bebés de faldón azul o rosa, ni pensarlo, es decir desde la cuna un trajecito tipo “mao” o bien un chandall , eso si sin colores gris azulado hasta que tengan 18 años o mas.
    Por supuesto, las ecografías ni mentarlas para evitar saber el sexo del futuro bebé.
    El problema , como le decimos al cura cuando vayamos a bautizarlos que nombre que llevará. Bueno eso del bautizo a lo mejor son cosas del heteropatriarcado.
    Y ¿ en el Registro Civil? ¿Caso por ejemplo de nombres que hacen confusa la identificación?. Oiga , y en las declaraciones de nacimiento donde pone Nombre primer apellido etc y sexo Varon o Mujer , que habrá que poner.
    En España habrá que volver a leer a Carlo Maria Cipolla(sin perdón) y su “Allegro ma non troppo”, sobre todo el segundo ensayo.
    Perdona! Madre! pero te voy a tener que cambiar el nombre.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 3

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja