El infierno de vivir en la Plaza del Castillo

La Plaza del Castillo es uno de los lugares más icónicos de Pamplona. Por su historia, ubicación, amplitud e imagen, no hay manifestación, celebración, carrera o mercadillo que no empiece, acabe, esté en o pase por la Plaza del Castillo. La consecuencia para todos los que viven allí son molestias y ruido. Unas molestias que no son puntuales sino constantes, con todo lo que ello conlleva para la calidad de vida y el derecho al descanso de los vecinos.

Aranzadi acaba de tener un desencuentro con Bildu a cuenta de los amplios horarios propuestos durante los Sanfermines para actividades en las plazas de San Francisco y San José. Aranzadi ha señalado las molestias creadas a los vecinos y que el Casco Viejo es ya “un espacio especialmente saturado”. Cabe señalar que los colectivos que reclaman el uso de esos espacios y la ampliación de los horarios son asociaciones cercanas a Bildu. El problema de los ruidos y las molestias a los vecinos, sin embargo, no es ni mucho menos un problema exclusivamente propio de San Fermín ni puntual en el tiempo.

En el mes de junio, por poner un ejemplo, los vecinos han tenido que soportar todo este calendario no exhaustivo de eventos:

-Del 27 de mayo al 5 de junio, feria del libro. Obviamente no se trata del acontecimiento más ruidoso del año, pero donde hay gente hay ruido, por no mencionar la música ambiente o la megafonía a ratos.

-6 de junio, llegada de la prueba de Half Triatlón Pamplona. Todo lo viejo cortado. Problemas de accesibilidad, megafonía a volumen elevado y ruido.

-11 de junio. Final interescolar de 3×3. Megafonía constante y a volumen elevado.

-12 de junio. Salida del pelotón popular del Día de la Bicicleta. Meta también en la Plaza. Problemas de tráfico, salidas y entradas al parking y megafonía.

-12 de junio. Carrera contra el cáncer, que aunque no pasa por la plaza se nota en la accesibilidad.

-Noche del 18 de junio con el ascenso de Osasuna. Huelgan las palabras. Quedó la Plaza, dicen los vecinos, como después de San Fermín.

-16 / 19 de junio. Feria de artesanía. En este caso dicen los vecinos que no ha hecho ruido especial.

-18 de junio. Salida de la plaza de La Carrera san Fermín 2016. Megafonía, problemas de accesibilidad.

.

Todos los veranos de junio a septiembre, martes y jueves, dos horas de chistu por la tarde.

Todos los domingos dianas por la mañana a las 9.30, con chistularis del Ayuntamiento.

Todos los jueves “juevincho”.

Algunas de estas actividades, ruidosas de por sí, a menudo se ven amplificadas por el escaso civismo de los participantes, la mala educación, las voces, gritos… por no mencionar la orina, los vómitos, los cristales…

A todo lo citado habría que añadir el ruido diario de los músicos callejeros habituales, la música de bares, las terrazas con atracciones o la nueva moda de tocar instrumentos, cantar y bailar en el kiosko por la noche.

Desde luego la hostelería puede sacar provecho de todas, o al menos algunas de estas actividades, ¿pero no se debería compatibilizar mejor el legítimo interés de los establecimientos con el derecho de los vecinos al descanso o al estudio? ¿No se podría descargar la Plaza de eventos? ¿No llega un punto en el que las molestias a los vecinos se multiplican exponencialmente sin que exceder un cierto horario o un cierto nivel de ruido aporte tampoco mayor beneficio? ¿Deben empezar o acabar todas las carreras o manifestaciones en la misma plaza de Pamplona? ¿No debe compatibilizarse el legítimo beneficio de unos con el derecho al descanso de otros?

Se trata de preguntas cuyas respuestas dejamos abiertas, pero que reflejan un malestar vecinal real que se traduce incluso en la creación de asociaciones como la plataforma Convivir en lo Viejo. Huelga decir que todas estas circunstancias no sólo repercuten en el bienestar de los vecinos, sino hasta en su patrimonio, puesto que todo lo que representa molestias en un vecindario devalúa el precio de los pisos y por supuesto su atractivo. Tiene que haber un equilibro entre el disfrute público de los espacios y la tranquilidad de los vecinos, pero da la impresión de que en este momento hay un claro desequilibrio en contra de los vecinos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (1)
  1. Esas zonas batasunis donde los amigos del poder pueden seguir ganando pasta mientras el resto tiene que echar la trapa aunque tuviera clientes para continuar con el negocio abierto, son otro ejemplo del continuado delito de prevaricación en que los gobiernos hbilduetarras nos tienen acostumbrados. Sectarios, malos, ruidosos, sucios, escandalosos, y normalmente, una mierda de música intragable para oídos humanos, sólo apta para orkos.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 29 Thumb down 9

   Dar de baja