Otro mito de progreso derribado por la ciencia: los transgénicos

La Academia Nacional de Ciencias de EE UU, tras analizar todos los estudios realizados durante 30 años de convivencia con estos cultivos, ha concluido que no hay “ninguna prueba” de que los transgénicos dañen la salud. Los estudios con animales y de composición química no revelan ninguna diferencia para la salud entre el consumo de un transgénico y un vegetal que no lo es.

Por el contrario, lo que ha quedado evidenciado es que los transgénicos resistentes a plagas han supuesto un beneficio para la salud humana al reducir las intoxicaciones con pesticidas. El estudio destaca también que hay variantes de transgénicos que pueden tener un impacto abrumador en la salud global y cita el caso del arroz dorado, una variante modificada para contener altos niveles en beta carotenos y que sigue en vía muerta, por los perjuicios contra los transgénicos, a pesar de poder evitar millones de casos de ceguera y muertes infantiles por desnutrición en países en desarrollo.

De este modo, bien podría decirse que lo peligroso para la salud de los humanos no son los transgénicos, sino la fobia transgénica que puede costar la vida a millones de seres humanos.

¿Es posible que un tomate absolutamente natural sea de más calidad que otro cultivado en invernadero, tratado con insecticidas, regado periódicamente o sometido a cualquier proceso tecnológico? Es probable. Sin embargo también es probable que, si sólo se cultivaran tomates por medios totalmente naturales, al albur del clima y las plagas, nos encontráramos con que podíamos disfrutar de unos tomates excelentes, cada cuatro años, algunas personas. La producción de tomates en el siglo XVIII era totalmente natural. Si apostáramos por los tomates totalmente naturales seguramente volveríamos al volumen y garantías de la producción de tomates del siglo XVIII. Gracias a la tecnología, y ni siquiera hablamos de transgénicos, tenemos tomates baratos y abundantes, acaso menos sabrosos, pero en ningún caso venenosos. E incluso quien quiera tomates ecológicos los puede comprar a un precio más elevado, como sucedería si todos los tomates fueran ecológicos. Por cierto, cuando los españoles lo trajeron de América los resabidillos ingleses consideraron el exótico y novedoso tomate como un producto tóxico durante cerca de un siglo, prohibiéndolo en las islas británicas y sus colonias.

El caso de los transgénicos, de todos modos, sirve para evidenciar una vez más la paradoja de que, por alguna extraña razón, el nombre que le ponemos a la persona que se opone sistemáticamente a todo progreso es… ¡progresista! Al progresista le aterroriza todo signo de progreso: el AVE, los pantanos, las antenas de teléfonos, los tendidos eléctricos, los parking subterráneos, la energía nuclear, las autovías… en cuanto oye hablar de alguna de estas cosas, el progresista organiza un colectivo-plataforma-confluencia contra ellas. El progresista solo aprecia el progreso de boquilla, pero en cuanto puede se vuelve a la tribu, hijos incluidos. El problema es que tanto la modernidad como la vuelta a la tribu hay que escogerla con todas las ventajas y con todos los inconvenientes, las apuestas equivocadas llevan a la pobreza y, en el caso de los transgénicos, a que millones de personas mueran de hambre o padezcan terribles enfermedades porque colectivos bien alimentados, en la otra punta del mundo, por miedo a la ira de la mítica diosa Gaia les niegan un cultivo resistente a la sequía, a tal o cual plaga o rico en tal o cual vitamina necesaria.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (8)
  1. fertxu says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 28

  2. Pues a ver cuando le llega el turno al fracking, porque según los progres y los nazis de nuevo Kuño, los americanos mueren a millones en los EEUU, las víctimas son como los zombis de Walking Dead, vagando a millones por los campos….pero yo todavía no veo ninguno.
    Como cualquier industria hay accidentes, y nadie renuncia a vivir bajo un techo porque haya accidentes en el sector de la construcción, ni deja de trabajar en él.
    Pogres antiprogreso, vaya sorpresa.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 21 Thumb down 7

  3. Cuenco says:

    Si pudiera votar el último párrafo con 10 estrellas, lo haría.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 19 Thumb down 2

  4. Don Pimpon says:

    Ciudadano Caña:
    1.- Viene bien ver el documental Gasland para entender un poco de qué va el tema:
    El tráiler con buena calidad lo tienen en este enlace:
    https://www.youtube.com/watch?v=dZe1AeH0Qz8
    Para los que quieran verlo con subtitulos en español (la resolución es peor):
    https://www.youtube.com/watch?v=VEaNLaSFFl8

    2.- Si buscamos en el apartado de imágenes de Google los términos “fracking aerial” podemos tener una visión del impacto en el terreno. Las imágenes hablan por sí solas:

    https://goo.gl/Tqqt3C

    3.- Ciudadano Caña, creo que aún no hay zombies pero ya hay sobradas demostraciones del impacto múltiple de esta tecnología: contaminación de aguas, aire y suelo, sismicidad inducida, contaminación acústica severa que conlleva la despoblación de la fauna, radioactividad, problemas para la salud entre los que se incluye el cáncer…

    4.- Ya comenté ayer en otro hilo que el frácking está quebrando en EE.UU.. No quiebra como todos sabemos por un factor local, sino global y que no es otro que el hecho de que Oriente Medio va a mantener los precios por debajo del punto en el que el shale oil/gas es rentable. ¿Desde cuándo nos hemos vuelto especialistas en comprar motos que no andan a precio de oro? Ahh, sí… desde que tenemos políticos que cobran en B por hacerlo.

    5.- Además de todo lo expuesto, si llenáramos Navarra de pozos, el precio de los hidrocarburos no bajaría en lo más mínimo.

    Que alguien que trabaja en Paseo de la Castellana 160 le importe poco lo expuesto y piense que hay que desarrollar el frácking en Navarra, me lo puedo llegar a creer (con la premisa compensatoria panameña o suiza expuesta antes). Pero que un navarro que quiera lo más mínimo a su tierra esté dispuesto a pagar ese precio (no se sabe muy bien para defender qué intereses), me parece inverosímil.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 4

  5. clarete 2011 says:

    Y yo apoyo la moción de Cuenco.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 1

  6. mariaurtubi says:

    Bueno, otros progresos son el condon, la pildora anticonceptiva, o el aborto (que permite salvar la madre, a diferencia de los métodos “tradicionales”: https://es.wikipedia.org/wiki/Aborto_inseguro ).

    No se si a la gente que se opone a estos progresos se les puede calificar de “progres”.

    Tambien podemos citar innovaciones juridicas como la separación iglesia-estado o el matrimonio homosexual.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 1

  7. mariaurtubi says:

    PD
    Si a los transgenicos
    No al glifosato (Round’Up de nombre comercial) usado sin moderación

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 1

  8. Don Pimpon,llevan años diciendo que el fracking quiebra, que si por debajo de 100, que por debajo de 80, luego 60,ahora 40, y cada vez es más rentable.
    Le pediría por favor que no sea tan CANELO de creer un docuprogre de Greenpeace, asociación a sueldo de la industria extranjera del petróleo, la OPEP sobre todo, y que siempre ha estado defendiendo a esta de sus grandes competidores (nuclear, térmica de carbón, grandes hidroéctricas, y ahora del fracking)
    Si ud quisiera entender , la huella de carbono del metano producido en EEUU es mucho más reducido qiw el del petróleo importado desde el Golfo de los golfos. Y el petróleo además produce 4 veces más CO2 que el gas por unidad térmica aportada.
    Siga en contra del progreso, no pasa nada. Siga viendo documentales pagados por intereses bastardos. Siga, pero déjenos a los demás.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

   Dar de baja