Los datos del PAI que Mendoza no nos quiere contar

Cuando el consejero de Educación, José Luis Mendoza, compareció el pasado 3 de noviembre en sede parlamentaria para justificar la decisión del ejecutivo de paralizar el PAI, fundamentó su posición en un informe del Servicio de Recursos Humanos fechado en febrero de 2013.

Pues bien, UPN ha revelado que Mendoza disponía de un informe posterior, más actualizado, elaborado por el mismo Servicio de Recursos Humanos, fechado en abril del 2014.

Los datos de este informe actualizado, que Mendoza no mostró, cuestionan los argumentos que este esgrimió para justificar la paralización.

Así, por ejemplo, el informe actualizado indica que el 81,31% de los docentes que imparten el PAI cuenta con el nivel C1 y un 5,14% más tiene reconocido el C1 transitorio, frente al 13,55% del profesorado que sólo dispone del nivel B2.

Estas cifras ponen de manifiesto que la inmensa mayoría del profesorado del PAI se encuentra adecuadamente cualificada y hacen que resulte dudosa una paralización que al menos en parte Mendoza pretendió justificar amparándose en una posible falta de cualificación del profesorado. A juicio de UPN, “Se puso en duda la capacidad del profesorado y no es cierto”.

Otro dato interesante revelado por UPN es que ha solicitado hasta en tres ocasiones la remisión de las evaluaciones diagnosticas que realiza la Sección de Evaluación del Servicio de Inspección del Departamento, pero que no se le han facilitado.

En cambio, se conocen los resultados de las dos evaluaciones realizadas en los cursos 2012-2013 y 2013-2014 a los centros PAI por el Servicio de Idiomas del citado departamento. La conclusión es que los centros PAI superan el currículo en las áreas evaluadas de manera satisfactoria, tanto en castellano como en inglés, a la vez que siguen rindiendo excepcionalmente en la prueba de inglés oral. Los alumnos tienen mayor rendimiento en lengua extranjera sin que ello implique merma alguna en el resto de áreas (en el caso de esta evaluación: matemáticas y lengua castellana).

Alberto Catalán ofreció además datos del informe sobre la implantación actual del PAI en la red pública: en la zona de la Ribera lo imparten 42 de 44 centros (95,45%); en la zona media, 16 centros de 32 (50%); en Pamplona y Comarca, 22 de 51 (43,13%) y en la montaña un centro de 44 (2,27%).

.

El mito del trilingüismo: los niños van o a un modelo bilingüe español-inglés o a la inmersión en vascuence

A este respecto, el informe recoge que en el plazo de 9 años el alumnado de los modelos A/G escolarizado en PAI habrá pasado de un 52 % a un 89,83 % y que en Modelo D sólo 5 centros ofrecen PAI (Elizondo, Bustinchuri, Noáin, Sarriguren y Puente la Reina).

Comentarios (2)
  1. Cono cual ya se pueden sacar algunas conclusiones:
    A) El Kontzegero Mendotza es un mentiroso, pero como lo es en un gobierno del kanvio y de la mentira, pues rima muy bien con la Barcos, que miente hasta en el nombre
    B) El Mito del Trilingüismo no es tal, su verdadero nombre es El Pánico del Batúa, a que esa lengua languideciente, politizada, mediatizada y subvencionada, desaparezca de la faz de la Tierra ( la guardaremos en memorias RAM y en libros, no pasa nada),….pero sobre todo pánico atroz a toda una Casta Política que lleva 2 genereaciones viiendo como reyes a cuenta de ese cuento, a quedarse sin el chollo.
    Cuanto más vascófona es la zona,más niegan a esos padres el derecho a una mejor educación de sus hijos. El día que esos padres despierten, mucho batzoki y herrikokavernas se van a quedar vacías, y alguno tendrá que trabajar un poquito tras 40 años sin dar palo al agua,

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 38 Thumb down 4

  2. navarrisimo says:

    POR VERGÜENZA,LA QUE ESTÁS DANDO…GUERRILLERO MENDOZA…DIMITE…Y VETE A LA SELVA….SI HAY SUERTE LOS INDIOS YANOMAMIS TE HARÁN DESAPARECER….NAZI A SUELDO DE TU AMA….CHO…..LA DIETAS FALSEADAS….

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 2

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja