¿Es mentira que existe una brecha salarial del 30% entre mujeres y hombres?

El pasado viernes los medios navarros se hacían eco de los resultados de diversos informes de los sindicatos, en virtud de los cuales la brecha salarial entre los trabajadores y las trabajadoras navarras es del 30%.

¿Es verdad esto?

¿Es cierto que por hacer lo mismo que a un hombre a una mujer se le paga un 30% menos?

O lo que es preguntarse lo mismo: ¿son imbéciles los empresarios?

Es decir, si un empresario puede contratar para hacer el mismo trabajo a un hombre o a una mujer, ¿no es una estupidez contratar hombres y pagarles un 30% más?

A lo mejor es que los empresarios prefieren defender la falocracia en vez de ganar dinero. Puede ser, pero también puede ser que los datos sean engañosos.

Si se toma el salario de todas las españolas y se compara con el salario de todos los españoles, efectivamente el salario de los varones es superior. ¿Pero realmente se están comparando magnitudes homogéneas? Y si no es así, ¿se puede decir honestamente que cobran distinto por hacer el mismo trabajo?

Volviendo a esos mismos informes cuyos titulares nos llevan a la indignación ante la aparente injusticia con las mujeres, resulta que de ellos también se desprende que el 78% de los empleos a tiempo parcial corresponden a mujeres. Lógicamente esto tiene una repercusión sobre el salario. ¿Y por qué la mayoría de los empleos a tiempo parcial corresponden a mujeres?

La famosa “brecha salarial” no es un fenómeno exclusivamente español, como tampoco lo es que la mayor parte de los trabajos a tiempo parcial correspondan a mujeres. Según un estudio publicado en el Wall Street Journal, las mujeres solteras que nunca se han casado ganan el 96% del salario de un hombre. Esto nos pone en la pista de que las mujeres tienen más trabajos a tiempo parcial que los hombres porque dedican a la familia más tiempo que los hombres.

Si, a su vez, comparamos la brecha entre los hombres y las mujeres con trabajos a tiempo parcial, vemos que la diferencia se reduce del 30% con el que empezábamos a otra que ronda en los últimos años el 9%. http://s.libertaddigital.com/fotos/noticias/ugt_brecha_tiempo_parcial.jpg

¿Por qué, no obstante, sigue existiendo una brecha?

Otro factor a tener en cuenta es la formación.

Por un lado, la formación de los hombres es superior a la de las mujeres sobre todo a partir de ciertas edades. Es decir, las trabajadoras de más edad suelen tener menos formación que los hombres de su edad, porque esa circunstancia era más habitual en su época que en la nuestra. Por esto mismo, la brecha ha aumentado algo en los últimos años de crisis. Puesto que con la crisis aumenta el desempleo, y los jóvenes y los contratados temporales son los más frecuentemente despedidos, la brecha aumenta en las estadísticas porque disminuye la proporción de mujeres jóvenes empleadas.

Hay más factores que se podrían tener en cuenta, pero lo ya visto sirve para poder poner en cuestión que haya una brecha del 30% sin más entre hombres y mujeres, por pura e injusta discriminación hacia las mujeres.

Resulta llamativo que, cuando se habla de la brecha salarial entre empleados públicos y empleados del sector privado, que también ronda el 30%, generalmente se asuma que deben existir circunstancias diferenciadoras que expliquen y hagan justificable esa brecha. Por el contrario, es anatema tratar de buscar circunstancias diferenciadoras que puedan explicar y justificar la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Vaya por delante, por si acaso, que nuestra postura es la de que por el mismo trabajo deben cobrar lo mismo los hombres y las mujeres, pero también los empleados del sector público y los del sector privado.

Comentarios (3)
  1. Ya dice el adagio que por tamaño hay tres tipos de mentiras: las mentiras, las grandes mentiras, y las estadísticas y las encuestas.
    Y no hay nada más peligroso que un mono con una ametralladora de cinta…aparte de un izquierdista armado de encuestas. Dirán lo que ellos quieren que digan, aunque sean mentiras , medias verdades, y grandes estadísticas.
    Ya verán como aparece Intermón Oxfam a la caza de subvenciones e incautos.
    Seguidos de sindicalistas, izquierdas hundidas, podemitas petados y sociatas a lo loco. Todos en tropel enarbolando mentiras. Cada vez que pillen una subvención, recuerden, habrá 10 parados más y morirá un gatito de grandes ojos amorosos.
    No les crean. Por su bien, por el de todos.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 19 Thumb down 5

  2. clarete 2011 says:

    Hace años, el Exmo. y muy progresista Ayuntamiento de Sevilla, promulgó una disposición según la cual, dejarían de ser suministradoras del ente sevillano aquellas empresas que aplicaran discriminación salarial hacia sus empleadas (la dichosa brecha salarial). Pues bien, según quien trabajaba en dicho Ayuntamiento, esa disposición se promulgó con la certeza de que no tendrían que aplicarla, pues el gobierno municipal sabía que no existía discriminación salarial en ninguna suministradora. Pero, claro, ante la “progresía”, el feminismo, los sindicalismos, etc. quedaban de dulce y oro. Pues eso, el próximo 8 de marzo, vuelta la mula al trigo, o sea, más de lo mismo. No hará falta modificar ni este artículo ni los comentarios.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 5

  3. paqui22 says:

    Vamos, que las mujeres ya podemos respirar tranquilas. Que además de ocuparnos de la casa y los hijos, no pasa nada porque cobremos menos salario, porque todo tiene su correspondiente explicación y cobramos lo que nos merecemos, ya que no podemos acceder a los mismos puestos que los hombres, ni a jornada completa como los hombres, faltaría más!!!. Qué pena!!!

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 4 Thumb down 5

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja