Cuatro años perdidos

Es una pena pero así ha sido. Tras varias legislaturas en las que la oposición achacaba al gobernante en la alcaldía determinados males, se han vuelto a replicar por aquellos que durante tanto tiempo protestaron. La cerrazón a la horade tener en cuenta la opinión de los demás, impiden dar más allá de unos pocos pasos, inconexos y cortos. Se ha gestionado el día a día, no siempre bien, y poco más. Se tiene la idea de un ayuntamiento que se dedique a labores sociales con el dinero que recauda vía impuestos, y por transferencias del Gobierno de Navarra, como si fuera una ONG. Y eso no es así, el Ayuntamiento tiene que dar unos servicios básicos de limpieza en las calles, mantenimiento de las instalaciones comunes, que no haya bachesen la carretera a ni baldosas sueltas, y el estado de muchas zonas de nuestro pueblo sabemos que no han tenido ese tratamiento.

Todos sabemos de zonas sucias, sin segar hierbas, sin reponer baldosas, con conocidos que se han caído por culpa de ello, pero se ha preferido hacer obras nuevas que se podían subcontratar, a hacer lo que realmente han de hacer. Tampoco hay una visión a largo plazo en inversiones, prefiriendo un gasto social que a corto plazo vende muy bien, pero no se busca que las fuentes de ingreso del ayuntamiento sean sostenibles en el tiempo y que puedan crecer en cantidad y variedad. No me refiero con eso a los impuestos, que han subido, sino a que el ayuntamiento haga por que los vecinos tengan más ingresos, generando a su vez un retorno para Murchante. En nuestro programa electoral defendimos la necesidad de peatonalizar la Plaza de los Fueros y la de Cortes de Navarra, para permitir una mayor actividad comercial y hostelera. La respuesta osciló entre la falta de respuesta, y una expresión a medio camino entre el “qué pesados” y el “vaya estupidez”. Así nos han tratado, cuando no peor.

Otro de los grandes caballos de batalla ha sido el funcionamiento y eficiencia del ayuntamiento. De manera continua y deliberada se ha impedido en todo momento que la información fluya dentro del ayuntamiento, y entre éste y los ciudadanos de Murchante. A los concejales se nos da la información con cuentagotas, has de recogerla personalmente, incapaces de enviarla por correo electrónico, prefieren gastar el dinero en hacer fotocopias y en hacer perder el tiempo a la gente, y teenteras de ello cuando el Ayuntamiento está cerrado, con lo cual imposibilita tenerla documentación a tiempo para poder exponerla a la Junta Local, y trabajarla como se debe. De igual manera, se negó el diseñar un protocolo de ahorro en las compras y en las licitaciones; no se creó un baremo para escoger de manera ponderada a los miembros de la Brigada Municipal, y cuando se sacan estas cosas en el Pleno, se recurre a la descalificación personal sin fundamento .Otra opción hubo, pero a última hora se desdijo la palabra dada, provocando la entrega de carnets de una formación política. En mayo tenemos los ciudadanos otra oportunidad, espero que esos mismos ciudadanos y sus representantes democráticamente elegidos, sepamos todos hacerlo bien esta vez. Por el bien de todos.

 Concejal y Portavoz del grupo Municipal del PPN en Murchante

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja