Estamos tan agustito

.

.

.
– ¡Me cago en diez! – bramó mi segundo en la recepción de -una noche más- el Novotel Campo de las Naciones de Madrid.

– ¿Qué pasa?

– Me acabo de dar cuenta que he perdido la carpeta en la que voy guardando los justificantes de gastos de viaje de todo el mes de Mayo. ¡Joder! Entre taxis, cenas y demás es un pico… ¡Me cago en todo!

Antes de la crisis, la compañía nos gestionaba todo lo que implicara un gasto: taxis, cenas, comidas, hoteles… Desde la crisis, somos nosotros los que debemos adelantar los gastos y luego presentar los justificantes para que nos abonen los importes correspondientes. Si pierdes el ticket de un taxi, ese taxi lo pagas tú de tu bolsillo.

Mi amigo Peio Martínez lleva años colaborando con distintas asociaciones de las que se dedican a “hacer el bien” y es testigo, un año tras otro de la cantidad de burocracia y tiempo que requiere la obtención de dinero público en forma de subvenciones. Es lógico. El dinero público es de todos y por tanto debe ser gestionado con eficacia y mesura. Por ello te obligan a justificar el uso de la subvención redactando una memoria en la que se detalla en qué se ha gastado, presentando una tonelada de facturas que justifiquen esos gastos, aportando otros justificantes que demuestran la recepción de otras ayudas…

Igual que nuestra compañía nos pide justificantes de todos los gastos en los que decimos incurrir.

Sin embargo, los gastos de nuestros grupos parlamentarios no están sometidos a fiscalización alguna. Seguimos sin saber a qué corresponde esa palada brutal de millones de asignaciones parlamentarias de organización, funcionamiento y personal cada año sin justificar. ¿Lo dedicarán a sus partidos? ¿A cenas? ¿A copas? ¿A Navarra?

Pero no se lo pierdan. El viernes pasado, nuestro parlamento aprueba una modificación del régimen de retribución de los parlamentarios forales. Así, desde este mismo mes “los Parlamentarios Forales podrán optar entre percibir la indemnización fija establecida por la mesa o ser resarcidos por la cuantía exacta de los gastos realizados debidamente justificados”… Pueden perder sin inmutarse el ticket del taxi, porque les van a pagar lo mismo (si lo llegaran a presentar, quizá incluso menos) o hacer cuentas a ver si les compensa enseñar los tickets o pedir la cantidad fija.

parlamento 3

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Gran dilema para nuestros parlamentarios: Entre a) solicitar una cantidad fija sin justificar o b) la exacta que es menor, con un montón de justificantes… ustedes elegirían la fija ¿verdad?

¿Estas cosas pasan en sus empresas? ¿Verdad que no? Pues los que defienden el macro-pozo-sin-fondo de Navas de Tolosa 1 dicen que es una fiel representación de Navarra… ¿De qué Navarra?

Creo que el hit parade entre aquellas paredes lo encabeza este tema:

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja