Buscando al culpable de la crisis

 

La economía mundial se ha enfrentado a una grave crisis que, por su magnitud y duración, puede considerarse como una de las mayores de los últimos 80 años. No obstante, resulta discutible que hayamos extraído todavía las consecuencias correctas de la crisis. Así por ejemplo, tendríamos serios problemas para tratar de establecer con precisión quiénes son los culpables de la crisis. Con su habitual habilidad, la izquierda etiquetó desde el principio esta crisis como una “crisis del capitalismo”. De esta manera, de forma previa a cualquier análisis posterior, la izquierda viciaba el debate estableciendo como una premisa de la discusión que la crisis se había debido a un fallo del sistema capitalista.

Falla el sistema estatalista

La tesis fundamental de la izquierda es que en esta crisis han fallado los mercados. Los mercados financieros han creado una enorme burbuja inmobiliaria y crediticia como consecuencia de cuyo reventón los bancos han quebrado y los estados han tenido que rescatarlos. Como moraleja había que refundar el capitalismo, tutelar desde el estado a los bancos y regular los mercados. Este esquema empezó a reventar cuando, a continuación, empezaron a quebrar los estados y también hubo que rescatarlos.

¿Por qué se crea la burbuja?

Existe un cierto consenso en que en el origen de la crisis se encuentra la formación de una enorme burbuja crediticia. El principal exponente de esta burbuja, a su vez, sería el sector del ladrillo. Llegados a este punto tropezamos con seres tan abyectos como promotores y banqueros. Pudiendo determinar como causa final de la crisis la pura maldad de promotores, especuladores y banqueros, muy pocas personas seguirían preguntándose cuál es la causa de que se hubiera formado una inmensa burbuja inmobiliaria. Pero nosotros nos contamos entre ese grupo extravagante de personas.

El mercado no marca el precio del elemento más básico del sistema: el precio del dinero

¿Por qué ha habido una crisis? Porque los bancos han dejado de dar crédito a las empresas. ¿Por qué los bancos han dejado de dar crédito? Porque a causa de la burbuja inmobiliaria, sus balances estaban envenenados por los préstamos concedidos al sector del ladrillo. ¿Pero por qué había una burbuja inmobiliaria? Hay una explicación a esto al margen de la naturaleza diabólica de los promotores y banqueros, y es el precio del dinero. Es decir, los tipos de interés a los que se presta el dinero a las entidades financieras y que lo determinan los bancos centrales al margen de los mercados.

Conclusiones provisionales

Todo lo anterior nos puede ir ayudando a sentar una serie de conclusiones poco populares, pero que dejamos a su criterio para tratar de decidir si no son bastante racionales:

1 – Durante muchos años, el Banco Central Europeo ha mantenido una política de tipos bajos para estimular las entonces alicaídas economías de Alemania y Francia. Sin embargo, en aquel momento España crecía a gran velocidad y con elevadas tasas de inflación. Naturalmente el BCE no adecuó su política de tipos a la economía española, sino a la francesa y la alemana. El resultado fue que la economía española se recalentaba y recalentaba al calor del dinero fácil, una de cuyas manifestaciones más intensas, aunque no la única, fue la creación de la burbuja inmobiliaria. 

2 – Los tipos bajos han creado una burbuja inmobiliaria, pero no sólo una burbuja inmobiliaria aunque sea la más visible. La burbuja crediticia ha afectado al consumo de los particulares, a la deuda de los estados, a la deuda privada, al sobredimensionamiento de las empresas, a la asignación ineficiente de los recursos, a los mercados bursátiles…

3 – Todo esto, como decíamos al principio, ha sido posible no tanto por los excesos del capitalismo como por todo lo contrario. Y es que el precio del elemento más básico y esencial del capitalismo, el dinero, no lo determinan los mercados sino los banqueros centrales de los estados. 

4– Tras quebrar los bancos empezaron a quebrar los estados, siendo el estado español uno de los más sospechosos, con lo que la resurrección del estatalismo ha venido a durar muy poco. El cimiento del sistema ha sido una vez más la sociedad civil en la figura del contribuyente. Es decir, el conjunto de trabajadores y empresarios que tienen que bregar en el mundo de la economía real y los mercados para pagar sus impuestos y sostener los estados.

5 – Aunque estamos hablando de una de las peores “crisis del capitalismo”, conviene también hacer notar que ni siquiera en España ha dejado de salir agua caliente por el grifo, la luz ha seguido respondiendo al interruptor y no ha habido que implantar la cartilla de racionamiento. Los ciudadanos de los países capitalistas tampoco han tenido que huir en balsa a Cuba ni pedir asilo en la embajada de Corea del Norte para empezar una nueva vida. Es decir, que la peor crisis “del capitalismo” ha sido bastante mejor que un día normalillo en los confines del socialismo.

6 – Entre los países afectados por la crisis, dependiendo de la torpeza de sus gobernantes, los ha habido que mientras los demás caían al 1% ellos caían al 3% y mientras los demás se recuperaban al 3% ellos lo hacían al 0,1%. España claramente ha tenido este tipo de gobernantes.

 

Verónica y la burbuja socialista. Pinche aquí para ver el video.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (2)
  1. Ciudadano Caña says:

    Comparen Angela Merkel con ZParo. Si alguien no entiende de economía con hacer esa comparación le bastará.
    Y a los DIRIGENTES del 15M (que no a los manifestantes del 15M), seguro que en las agencias de viajes hay vuelos a Corea del Norte. Animo, que queda sitio. Cada disidente que matan os deja otro hueco…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Tomasito says:

    Quien mejor ha explicado el por qué se ha producido la burbuja del ladrillo ha sido este reconocido experto:

    http://www.ricardoverges.com/pdf/800.000.pdf

    http://www.ricardoverges.com/pdf/Stocks.pdf

    http://www.ricardoverges.com/pdf/Soluciones.pdf

    Se trata simplemente de que ninguna autoridad quiso frenar la voracidad de petición de crédito en el mercado interbancario europeo de los bancos españoles, que pidieron prestadas ingentes cantidades de dinero y que ahora no pueden devolver.

    Lo de los tipos bajos del BCE no cuadra del todo porque ahora los tipos de interés del BCE también están bajos y miren ustedes dónde estamos:

    http://es.euribor-rates.eu/tipo-de-interes-del-BCE.asp

    La culpa es, además del sistema bancario de por sí, de forma inmediata y principalmente de las autoridades españolas desde que entramos en el euro, y en general de la locura de sistema financiero que impera en el mundo.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

   Dar de baja