La intolerancia laicista ataca

“El colegio Santo Ángel de Albacete, ha sido demandado por ofrecer una hora semanal optativa para ir al oratorio: los menores han tenido que soportar mofas y censuras por acudir”. Hasta aquí la noticia.

Al parecer, un grupo de padres, minsa minoría, del colegio Santo Ángel en Albacete ha remitido a la Consejería de Educación un escrito denunciando el “ideario radical” del centro: todo porque este centro, de iniciativa católica, “enseña a rezar” a sus alumnos.

Lo peor de todo es que esta minoría ha sembrado el germen de la intolerancia en sus hijos, algunos niños que acuden al oratorio han tenido que soportar mofas o censuras de sus compañeros, es algo inaceptable; estos padres deberían respetar la libertad de los demás y marcharse del colegio si nos les gusta.

Ahora no sólo quieren retirar los crucifijos, sino que nos quieren negar el derecho a tener nuestros propios colegios, también sufragados por el estado en virtud de su neutralidad. Estoy de acuerdo la presidenta de la CONCAPA en Albacete cuando dice: “Llevamos en nuestros genes la defensa de nuestra fe y estas minorías no nos van a amedrentar, el que quiera colegios anticatólicos o con un catolicismo a la medida, que tenga la coherencia de fundarlos y la generosidad de concertarlos. Sin duda esto es el fruto de la sociedad que propulsa nuestro Presidente de Gobierno y que se caracteriza por la “tolerancia y el buen talante”. Como albaceteño de origen me duele que en mi ciudad se den estas intransigencias.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja