Alrededor de 4.000 personas participaron el domingo en la ceremonia oficiada por el arzobispo durante la que se consagró al Sagrado Corazón de Jesús la diócesis de Pamplona y Tudela. Esta consagración ha generado alguna inquietud en personas que dicen que son navarras pero que ellas no quieren ser consagradas. El problema es que las personas que no creen en la consagración no disponen de una fórmula para ser desconsagradas. Claro que si lo piensan un poco verán que el problema suscitado no es muy lógico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja