Tristes y antieconómicos sanfermines

Por enésima vez acabamos de escuchar a un político mandamás uno de esos razonamientos aparentemente indiscutibles y realmente mezquinos. Ante las críticas al proyectado Museo de los Sanfermines ha dicho Miguel Sanz, como si fuera una obviedad mayúscula, que el Museo de los Sanfermines “ha de ser una cuestión que indudablemente ha de generar economía”.
¡Qué cosa más triste! Yo no niego que hasta la poesía más sutil o el arte más vigoroso puedan traer aparejados beneficios económicos. El Quijote, por ejemplo, pudo haber sacado de pobre a don Miguel (el de Cervantes, claro) y no lo hizo. Pero no me digan que no resulta un tanto obsesivo este recurso visceral y casi instintivo a los supuestos logros económicos que tratan de inculcarnos los políticos cada vez que argumentan. Y lo peor es que la costumbre se contagia y que la frase convence. Si al final resulta que montamos el museo de los sanfermines “para generar economía”, ¿quién nos garantiza que no estemos celebrando los sanfermines para lo mismo? Ya sabemos que las fiestas de Pamplona se pasaron al verano para coincidir con las ferias, y me parece santo y bueno porque, insisto, no niego la dimensión económica de la vida. Pero lo que nos está pasando es de libro. Tenemos el signo del euro en vez de pupilas en los ojos. Somos más materialistas que Carlos Marx. A este paso celebraremos el cumpleaños de los niños porque “genera economía” en la industria juguetera y de chucherías. O haremos funerales por todo lo alto para “generar economía” en el sector de las pompas fúnebres. Suponiendo que fuera partidario de montar un museo sanferminero un hombre normal diría: “me apetece mucho enseñar los recuerdicos de las fiestas a los turistas y amigos que vengan por acá”. Por el contrario resulta enfermiza (y me recuerda a la maldición del rey Midas, el que se moría de hambre porque convertía en oro todo lo que tocaba) esta tendencia a reducirlo todo a las categorías de “económico” o “antieconómico”. Si, seguramente soy un ingenuo… pero antes ingenuo que ruin.

Comentarios (18)
  1. el vecino de Uxue says:

    D. Jerónimo.

    Permítame llevarle en un punto la contraria. O discrepar tangencialmente con usted. ¿Realmente ESTOS Sanfermines generan economía?. ¿Realmente ESTOS Sanfermines “honran” al Santo?.

    Si consideramos los gastos que a esta ciudad le genera esos 7 días de desenfreno: suciedad, vandalismo, ambulancias, urgencias médicas, comas etílicos… ¿lo compensa los beneficios que genera?. Por más que digan los hoteleros que cuelgan el cartel de “completo” todos ellos saben que es falso, pero cualquiera se retrata como el “pringao que no ha llenado”. No llena nadie, ni los campings, ni siquiera el 6 y 7 de Julio, y desde hace años, que no es por la crisis. Y para cuatro perras que van a sacar los que ponen malas copas en vasos de plástico.

    ¿Y de verdad cree que la mejor manera de honrar al Santo Patrón es con una procesión, que suele acabar en bronca porque los amigos de mi vecina se empeñan en ello mientras alrededor se dispara una orgía de alcohol y sexo (no hay más que poner San Fermin en youtube y ver los primeros vídeos)?. Y lo sque sobran no son los de la procesión, son los otros, claro.

    Igual no hay que mirarlo todo con los ojos del dolar, pero igual hay que quitarse las gafas de vez en cuando, o la boina, o la txapela, como dice mi vecina. Que lo dice aquí, no en Madrid, claro.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. spurgus says:

    Al vecino… ¿su tentacion vive arriba?… me paice a mí que no. Que la Uxue no le pone a Ud mucho (ni a mi tampoco), je, je… pobre, está en horas bajas, dexemos a Uxue en pax.

    Ahora en serio: a mi me parece que honrar a los Santos (no rendir culto)NO ES COSA QUE COMPETA AL POLÍTICO, ni al Ayuntamiento, ni al Gobierno.

    ¿Qué cuernos va a honrar a un santo una corporación municipal, hombre? ¿O el Dpto de Hacienda del Gobierno Foral? ¿O la banda municipal de Peralta? Las instituciones no honran nada. No son personas humanas, y las personas jurídicas no tienen (que yo sepa) fe. No me imagino en el cielo al Banco de Santander.

    Al político le pagamos para que sea eficaz, y mejore las cosas, que solucines problemas.. no que rinda culto. Eso lo hará personalmente (y hará muy bien). Pero como Alcalde/Pte del Gobierno de Navarra, yo le exijo que aumente la capacidad económica (¿que es el poder sino administrar la riqueza común?)o por lo menos, que no la pifie.

    Segunda reflexión: los creyentes tenemos que librarnos del yugo/fantasía de la representación institucional (del poder) como sujeto creyente y “aliado” nuestro. Estamos aún en la mentalidad de la “religión oficial”, y eso (por lo que muchos cristianos suspiran) no se sustenta ya ni en el derecho ni en la sociología. Hemos de querer, hemos de aceptar una fe sin oficialidades, palios ni Excelentísmos señores. Yo al menos, no creo que al Maestro le gustara que en su borriquillo de Jerusalén, hubiera sido precedido por la guardia del Prefecto, ni ir a visitar -oficialmente- el Templo, ni que “La Belenesa” tocara en su honor.

    En ese sentido, en lo que tienen de relevancia social (no me refiero a la intimidad del corazón de cada cual) las fiestas del 6 al 14 de julio de Pamplona tienen, para el 99% de la gente que las “practica” muy poco que ver con el cristianismo. Tiene que ver con la fiesta, con la celebración de la infancia (ah, los recuerdos: todos somos los niños que fuimos d ela mano d enuestros abuelitos/papis, al paseo valencia, o vimos estremecidos el encierro, o corrimos despavoridos ante los gigantes) de los infantes y de los adultos, y la de la propia vida, que merece la pena ser vivida entre otras cosas, porque tenemos las fiestas de San Fermín. Y está bien que así sea. Y las fiestas de Pamplona son lo que son.

    NO quiero decir que los cristianos no podamos honrar a San Fermín de corazón y también públicamente, y en la calle y el templo, antes, durante y después de las fiestas; sino que hemos de aceptar que la “fiesta” ha trascendido -desde hace mucho tiempo ya- lo religioso, y se ha convertido en “fenómeno social” bien alejado de lo religioso y a veces opuesto. Y tampoco quiero decir que lo religioso no pueda también ser festivo, y divertido. Pero convendrán que la idea del festejo religioso no es precisamente la que describe, a mi juicio con acierto “el vecino”.

    Los ojos creyentes -lo digo con humildad- han de acostumbrarse a ver lo diferente y aceptarlo, aún cuando les resulte desagradable y disconforme con la íntima creencia. De otra manera, ni podemos convivir ni tampoco ver a Dios en el otro. Y si hay algo que me gusta de nuestro Dios, es que se encarna en el prójimo, aunque sea el enemigo.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. el vecino de Uxue says:

    Spurgus

    Soy creyente pero no me imagino el cielo sin ver -aunque sea en el infierno- a mi vecina, y por supuesto sin D. Emilio Botín. Ese seguro que va. Aunque sea pagando y sea el único. Pero ese irá seguro. Y le puedo asegurar que hasta en el Cielo habrá una oficina del Santander, y si no, cuando llegue D. Emilio comprará la banca que haya allí para que cuando lleguemos nosotros pueda seguir siendo “nuestro banco”.

    Siento resultar reiterativo pero al pueblo navarro le hace falta quitarse la boina. ¿Cuantos de los que viven en Pamplona hoy se acuerdan del Paseo Valencia?. Yo le aseguro que no se qué es eso. Lo siento. No soy de aquí. El mundo es global y la gente se mueve y yo no tengo recuerdos de San Fermín simplemente porque llevo poco tiempo aquí, el suficiente como para no haber hecho recuerdos.

    Le guste o no en S. Fermín se honra al santo, y el día que deje de honrarse se acabarán las fiestas. Y se honra a S. Fermín, y no al toro, porque el día que se honre al toro, se acabarán las fiestas, porque mañana vendrá una multinacional americana que pagará mucha pasta porque en vez de toros, se corran ruedas de nieve, y correremos delante de las ruedas de nieve por la estafeta, aunque a los PTVs no les guste, pero pagarán mucho dinero. Pero no hay dinero que pueda sustituir a S. Fermín, o a la Pilarica, o la Mare de Deu dels Desamparats…

    Si honramos un cohete en vez de un santo, acabaremos honrando al IPhone ¿qué día? El que usted quiera. Porque para fenómeno social el Facebook, los Mac u Operación Triunfo….

    Así que siento no comprarle la idea y no bajarme de mi burro. No me acostubraré a que mis hijos pequeños -“acogidos” en la Pamplona de hoy y nacidos por medio mundo- asocien fiestas de San Fermín, con gente borracha tirándose harina y huevos un 6 de Julio.

    Aunque quizá por eso esos días ponga tanta tierra de por medio con la Plaza del Castillo como pueda.

    Inténtelo de nuevo, pero gracias por participar.

    P.d. No le engañaré pero usted debe ser de la misma generación que yo, aquella que tenía que aguantar las soflamas feministas de Cristina Almeida, y qué quiere que le diga, entre aquella abogada y mi vecina periodista, me pone mucho más la periodista. ¿A usted no?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. J.Erro says:

    Lamento que nuestro contertulio Spurgus, aunque conocedor de la denominación consuetudinaria del Paseo de Sarasate, no haya heredado el sentido de la celebración comunitaria tal como nació y se ha vivido siglo tras siglo en Pamplona (y en toda la Cristiandad). El dice que: “me parece que honrar a los Santos (no rendir culto) NO ES COSA QUE COMPETA AL POLÍTICO, ni al Ayuntamiento, ni al Gobierno. ¿Qué cuernos va a honrar a un santo una corporación municipal, hombre? ¿O el Dpto de Hacienda del Gobierno Foral? ¿O la banda municipal de Peralta? Las instituciones no honran nada. No son personas humanas, y las personas jurídicas no tienen (que yo sepa) fe”.

    La doctrina y la tradición de la Iglesia por el contrario afirma que al igual que una familia cristiana bendice la mesa con normalidad, es razonable y deseable que una ciudad compuesta mayoritariamente por familias cristianas elija un patrón, lo honre dedicándole un templo, lo saque en procesión, efectúe votos como el de las cinco llagas, adjudique nombres cristianos a algunas calles o haga, en corporación, cosas tan curiosas como recibir la imagen del Angel de Aralar con devoción. Todo esto es lo normal, lo que se hace espontaneamente y sin necesidad de ideologías cuando uno tiene fe. Lo otro, el que unos creyentes se autocensuren en sus creencias al juntarse en la calle no es que sea antirreligioso, es que es inhumano.

    Por otra parte, estimado “Vecino de Uxue”, permítame decirle, sin acritud, que el hecho de que Vd. esté en Pamplona desde hace poco tiempo y no haya vivido las pequeñas historias de los peteuves no es motivo para utilizar frases del estilo de “hay que quitarse la boina de vez en cuando” porque algunas personas con una tradición local arraigada podrían sentirse ofendidas. Precisamente por conocer bastante bien las tradiciones y boinas pamplonesas yo mismo puedo decirle que estoy absolutamente de acuerdo con Vd. en que ESTOS sanfermines dejan mucho que desear. Quédese algún tiempo más con nosotros y ayúdenos a mejorarlos, si es posible.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. spurgus says:

    Estimado don Jerónimo:

    Que lo diga la Iglesia, como tradición, no implica la correcciónd el aserto “es razonable y deseable que una ciudad compuesta mayoritariamente por familias cristianas elija un patrón”. Vuelvo a lo mismo. La ciudad y sus representantes no son personas humanas que puedan tener fe. DENTRO de la ciudad, los creyentes pueden practicar su fe en privado y en público. Pero no como Ayuntamiento, ni como Corporación.

    Lo contrario, nos lleva al absurdo de ver a ZP participando en una misa cristiana.. o a un alcalde Musulmán en el voto de las cinco llagas (todo llegará). No seamos ingenuos: el poder emplea la religión popular como un polarizador. Además, don Gerónimo, no dramatice: no postulo que que los creyentes se cesnsuren al juntarse en la calle. Yo defiendo la libertad de cultos y religiosa plena, pública y privada. Pero el Ayuntamiento (de Pamplona, de boina de rosca, como ice el Vecino)NO es un fiel creyente: es una cosa, es un piazo de trozo de piedra, derecho y policías con porra. Y a Dios, me parece que no le interesan ofrendas y sacrificios rituales, como los que puede ofrecer un Syuntamiento compuesto de ateos, budistas y agnósticos.

    Al Vecino: Ud dice que las fiestas son de San fermín, y para honrarle. Muy bien: entonces explíqueme por qué dice que “No me acostubraré a que mis hijos pequeños -”acogidos” en la Pamplona de hoy y nacidos por medio mundo- asocien fiestas de San Fermín, con gente borracha tirándose harina y huevos un 6 de Julio. ”

    ¿En qué quedamos: Honran a San Fermín o no?

    A mí, sin querer ser polémico-pelma, me parece que NO. Que a la gente no le mueve un fin religioso cuando dedica ná menos que NUEVE DIAS, NUEVE, a “honrar” a un Santo (del que seguro que ni el 2% sabe dónde está enterrado, ni en qué epoca vivió, ni qué hizo exactamente) bebiendo y arrojando alimentos pulverulentos y pegajosos al cielo para impregnarse de ellos en su caída (curiosa actividad).

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. J.Erro says:

    Menudo chasco me he llevado, Spurgus. Yo pensaba que puesto que tan reiteradamente afirma Vd. su cristianismo (supongo que católico) recurrir como argumento de autoridad a la doctrina y la tradición de la Iglesia iba a ser tumbativo. Pero no. Resulta que para Vd. que lo diga la Iglesia “no implica una corrección”. Vaya.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. el vecino de Uxue says:

    Querido D. Jerónimo, le pido disculpas si me comentario sobre la boina le dolió. No fue mi intención molestarle. Lo digo de corazón. Creo que de la crítica constructiva se pueden sacar interesantes ideas, y creo que reflexionar sobre “nuestros” Sanfermines fuera de esa “mesa oficial que lleva aprobando 20 años lo mismo y en la que siempre están los mismos -esos hoteleros que no llenan y esos hosteleros de garrafón y vaso de plástico-” puede resultar como poco “atractivo” y sobre todo profundamente irreverente en una sociedad, no me lo negará, como poco “inmovilista”.

    Querido Spurgus. Para su paz mental le dire que yo NO honro a San Fermín con ESTOS Sanfermines. Lo siento. No estoy dispuesto. Desde el otro lado del charlo honraré con mis hijos al Santo, pero ¿realmente se puede honrar algo rodeado de orines y olores pestilentes?. Aunque no dudo que haya gente que pueda hacerlo. No olvide: “no juzguéis y no seréis juzgados”.

    Y siento discrepar con ambos en eso de que las “instituciones” no tienen fe. Estamos inmersos en un mundo positivista hasta más no poder, y claro como hay instituciones que no tienen configuración jurídica, ¿no existen?. Un Ayto es una corporación de derecho público y existe claramente, una empresa es una SL o SA o UTE o… ¿y una familia?, ¿y una ciudad?. Como no sale en ningún texto legislativo ¿no existe? ¿no puede tener sentimientos? ¿no puede creer?.

    Pues mire mis amigos dicen que mi familia -no yo, que soy un pecador- es cristiana. Y que cuando van a mi casa (¿esto sale en la Ley de Vivienda?) sienten que es una casa cristiana. No me dicen “en esta casa hay una suma de cristianos”. No. “Esta familia es cristiana”, que es algo más que la suma de sus miembros. Quizá explicar esto que no sale en la Excel sea algo complicado en este mundo. Y quizá explicar cosas sobre algo que no está en un registro (¡¡malditos registradores!!) con poder notarial y público resulte chocante, pero es así.

    Pamplona es más cristiana que Barcelona pero menos que Madrid. Nos guste o no. ¿Quien es Pamplona?… Pues Pamplona. ¿Su alcaldesa?, no hombre no, que a esta la largarán dentro de unos años, cuando haga las cosas mal o las haga tan bien que la lleven a descansar a Madrid, como a mi vecina. ¿Los Pamploneses? Pues no solo los Pamploneses. Hay muchas más cosas: costumbres, folklore, forma de vida…

    Y en los últimos años, me temo -y esto ya es reiterativo con otros comentarios míos en otros posts- que la suma de los cristianos pamploneses hacemos poco, muy poco, por demostrar quienes somos, cuantos somos, cuanto valemos, lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer. Y si no, el sábado nos contamos a las 18.00 en el Paseo Sarasate, defendiendo algo tan universal como la vida, que si no lo defendemos los cristianos ¿quien lo hará?.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  8. spurgus says:

    D Vecino.- Dice Ud. esto: “Un Ayto es una corporación de derecho público y existe claramente, una empresa es una SL o SA o UTE o… ¿y una familia?, ¿y una ciudad?. Como no sale en ningún texto legislativo ¿no existe? ¿no puede tener sentimientos? ¿no puede creer?. ”

    ¿Tengo que responderle? ¿¿¿Ud cree que una ciudad, una SL, una SA, o una UTE tiene sentimientos???

    D. Jerónimo.- Lamento que se lamente (qué manía con encasillar… ya me había Ud. colocado en una u otra parte), pero debo decirle cordialmente, como todo lo qu ele digo que acudir a argumentos de autoridad, sin otro arropo que ese, como parece sugerir su nota, es una falacia. Mire D. Jerónimo, la Iglesia (la católica y todas) han dicho, hecho, y dejado hacer tantas, tantas cosas, y por tantos motivos, y con tantas intenciones, que, sinceramente, me da igual lo que diga. Eso no es tumbativo.

    Oiga, Don Jerónimo: Que la Iglesia declaró hereje a Galileo por su defensa del heliocentrismo… y ha cometido muchos otros errores significativos: que se empeña en prohibir el divorcio, en condenar al pobre homosexual, en ser poder político…

    Josetxo.- Sinceramente le agradecería un tono menos desabrido cuando se dirija a mí, al menos. Oiga, Ud dice que “desbarro”. Yo digo lo mismo de Ud. Lo que pasa es que Ud. se le olvida exponer sus argumentos.

    ¿Desbarro porque pienso? Es posible. Seguro que me equivoco mucho. Es el riesgo de pensar. A otros les dicen que la Iglesia dice tal, o dice cual, y ya no hay más que pensar. ¿NO tiene una opinión propia? ¿De verdad? ¿Nunca discrepa de lo que dice -o se dice que dice- la Iglesia?

    Yo es que contra esa actitud me rebelo (debe ser mi vena anárquica… pero mire, creo que así soy más fiel a mí mismo que de otro modo). Porque al final, en unas cosas o para algunas personas será la Iglesia, y para otras personas y materias será el Estado, o para otras cosas el Partido… pero los españoles siempre estamos sometidos a poderes, que nunca podemos controlar, someter a censura, criticar.

    Aquí si uno duda -razonadamente- de una determinada tesis de la Iglesia, partido o jerifalte, no entramos a debatir sobre las razones, sino sobre la Auctoritas: me exigen Uds. una especie de confesión general. SI soy católico o budista; si voy a misa con regularidad o no… no vayan a la persona, canastos, vayan al argumento. Combatan con la razón, no con golpes de tiara.

    ¿Mi conciencia está encima de la autoridad de la Iglesia? Miren, Yo creo que en la mayoría de los casos, sí. Conciencia rectamente formoada, nos enseñaban en el Catecismo. En cuestiones de fe, de estricta fe, (como la Trinidad, el perdón delos pecados, la divinidad de Cristo) por supuesto que sí acepto la autoridad de la iglesia.

    En cuestiones de moral social, o ideología religiosa, o preceptos similares, tendré en cuenta lo que dice la Iglesia, si está inspirada en los principios del evangelio, pero mi conciencia decide libre y responsablemente. Y cabe la crítica razonada. Anticonceptivos, sexualidad, educación, presencia y poder de la Iglesia en las relaciones civiles y políticas del estado, etc… por supuesto que NO hay autoridad por encima de nuestra conciencia.

    Mire, incluso en lo que es pura interpretación teológica, hay diferentes criterios. Si les suena escandaloso, vayan Uds. a manantial y comiencen a comprar y leer libros de teología, de espiritualidad, de meditación religiosa… su religión es mucho más grande de lo que creen, caben todas sus aspiraciones, todo su yo personal. Y se conserva intacto el Misterio, porque Dios es inaprensible, y no lo poseemos, ni siquiera los Católicos Españoles.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  9. el vecino de Uxue says:

    Espero su respuesta Spurgus, claro que si. ¿Por qué dicen que la sociedad navarra es cerrada?. ¿Puede ser cerrado algo que ni se abre, ni se cierra, ni se toca?. ¿Por qué dicen que la sociedad gaditana es despreocupada? ¿Porque todos sus habitantes lo son? ¿la mayoría? ¿la mitad más uno? ¿mayoría cualificada?… Amigo va usted por el camino del relativismo…

    Espero sus respuestas, claro que si. Si es que la tiene, claro.

    Respecto al resto de su argumento hable por usted, no por los demás. en mi caso:

    a) Discrepo de lo que hace la Iglesia. En otros post lo ha podido ver. Falta de marketing, alejamiento de la sociedad, incoherencia de algunos comportamientos… De lo que hace, no de lo que dice como defensora, madre y guardiana de la Fé. De eso no discrepo, entre otras cosas porque el que discrepa “se va fuera”.

    b)Como español me siento libre de decir lo que me da la gana y contra quien me de la gana. Y creo que así lo hago, cuando quiero y donde quiero, mientras no ofenda a los demás y mis argumentos contrarios estén fundados. Si tiene algún complejo oculto del pasado, vaya al médico. Franco está enterrado en el Valle de los Caídos. Puede comprobarlo yendo a Misa de 11. El resto del día no se puede entrar. Me temo que nuestros problemas de libertad en este país van por otro lado, y en esta tierra por una falta de agallas sin igual en mucha gente.

    d) Yo, y creo que D. Jerónimo tampoco -pero no hablaré por él-, no dudo de su fervor religioso. Sólo digo que la Iglesia tiene todo el derecho del mundo a que al Patrón de la ciudad, que es uno de los Santos (a S.Fermín le paga la nómina aquel al que D. Emilio Botín le comprará el banco cuando llegue al cielo ¿recuerda?), uno de sus “empleados”, se le honre con dignidad, y con la envoltura mediatica, política y de poder que se precise. Y si no les mola el patrón que tenemos, que lo cambién por algún exjugador del Osasuna. A ver cuantos le honran entonces. Pero mientras siga siendo “de la plantilla eclesial”, los que hacemos y formamos la iglesia, algo podremos decir ¿o no?. Cuando sea Vicuña el patrón de Pamplona, que hablen los socios del Osasuna sobre cómo honrarlo, que yo me callaré.

    e) He de decirle querido spurgus que es usted un crack. “NO hay autoridad por encima de nuestra conciencia”. Esa frase pasará a la historia como la de “el que tiene un porqué encuentra un como” o “el cielo estrellado sobre mí y la ley moral en mi”. Le puedo asegurar que por más que estudio (y estudio mucho) tengo muy muy claro que mi conciencia (moral, ideológica, política…) es minúscula. Infima. Réctamente formada porque busco buenos maestros, los mejores, pero poco formada (por más que estudio) y además incrustada en una naturaleza que nos lleva a la inclinación… (es por la moral por la que nos inclinamos normalmente ¿no?, no por “la fe”). Entienda que mis reflexiones vayan dirigidas a un publico normal, no a una mente tan preclara como la suya, que por otro lado se contarán con los dedos de una mano en este mundo (y digo mundo). Me encantaría sumarle a mi elenco de Maestros.

    A mí la verdad es que me gusta esta discusión porque en cualquier caso habla de FE. HAblamos de Dios a quien no hemos visto, y hablamos de los Sanfermines, que tampoco he visto… FE. Pero me mola más el pañuelo de D. Jerónimo de tratar de arreglar “nuestra” fiesta.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  10. el vecino de Uxue says:

    Spurgus. No se donde está la librería Manantial esa que dices pero acabo de estar en San Pablo, en la plaza Merindades, poco sospechosa. Acaban de hacer inventario y tienen todo muy ordenado. Mira que títulos te traigo:
    – “La familia Cristiana”
    – “Cultura de Empresa”
    – “Etica en la empresa”
    – “Un matrimonio feliz”
    – “El sentimiento en la familia”
    – “La empresa sensible”
    – “Equipos con sentimiento”
    – “El liderazgo ético”

    … aunque voy a la Excel y no se cómo sale esa función.
    He pasado a ver a mi vecina, pero todavía no ha vuelto de Madrid. Se ve que su avión lleva retraso.

    Espero tu repuesta, porque ahora me has descolocado. Los autores de muchos de esos libros son para mí “maestros”, pero igual tu andas a años luz por delante de ellos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  11. spurgus says:

    Estimado Vecino:

    A) Ud confunde las ideas y generalizaciones que crea con su abstracción con lo real.

    Podrá decir (arriesgando mucho) que el español es tal o cual, pero eso no constituye un sujeto individual “español” (una persona con existencia real) que reúna esas características. Incurre su pensamiento en un salto lógico al que propendía el platonismo, que ya denunció Guillermo de Ockham, allá por XIV. Ud puede imaginar un sujeto tal, pero eso no implica que exista.

    Por tanto, sus ejemplos no valen: “los gaditanos” tendrán las virtudes que tuvieren en su imaginación, pero no tiene existencia real.

    Es Ud. quien no contesta: ¿tiene sentimiento el Ayuntamiento? ¿Y el Banco de Santander? Por mucho que amplíe Ud las facultades de las personas morales, tendrá que reconocer que no: no tienen conciencia, ni tienen sentimientos, ni tienen fe, ni color moral: no son buenas ni malas.Dependen de las personas que las dirigen, o que las representan.

    No pienso volver a ello otra vez, pues lo evidente es lo más dificil de explicar.

    B) O sea que no discrepa de la Iglesia en materia de fe: (yo tampoco) Tomo nota. Aunque seguramente no damos la misma amplitud a qué sea “materia de fe”.

    En cuanto a su argumento de que si no se está al 100% con lo que dice la Iglesia, te vas. Suelen decirlo los que no son cristianos. Pero si Ud fuera del Atleti de Madrí, ¿no podría criticar futbolísticamente a su entrenador, a sus jugadores? ¿no podría discrepar de la línea financiera de su directiva? ¿no podría pedir que renovaran la equipación? ¿o pedir que fichen a tal jugador, o que jueguen más ofensivo o más defensivo?

    ¿Y por que no pueden hacerlo los fieles de la Iglesia, en lo contingente?

    Mire: los cristianos decimos el Credo en misa. A eso estoy obligado a creer como Católico. En nada más. El resto no es esencial, sino contingente y discutible fraternalmente.

    C) Discrepo: la iglesia tiene “derecho” a honrar a sus Santos con dignidad, en privado y en público.

    Pero no tiene ninguno en absoluto a que en dichas honras participe el poder político, mediático y todo eso que Ud. dice. Ya puestos, los musulmanes de Córdoba tendrán derecho a la presencia Municipal en la fiesta del cordero.

    Nuevamente digo que hay plena libertad: los concejales que quieran asistir a las vísperas, que vayan, pero como concejales, no como corporación. Yo como católico NO QUIERO eso.

    Advierta que la presencia o no de la autoridad civil (que sea) en el culto (que sea) NO es materia de fe, luego incluso Ud. puede discrepar en conciencia, y en presencia.

    El resto de lo que dice de las fiestas en este punto, discúlpeme, pero no lo entiendo.

    E) Yo no hago consideraciones personales irónicas. Amistosamente le aconsejo que no las haga si quiere que le contesten.

    La primacía de la conciencia sobre la autoridad ya la trató un tal Sófocles en “Antígona”, tragedia escrita allá por el siglo V, A.C. , y dicen que un tal Cristo, o Cresto, allá por el I de nuestra era, afirmó su autoridad personal sobre el Templo y el Sanedrín entero… qué cosas.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  12. VG says:

    Definitivamente, don Jerónimo, es usted un romántico.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  13. J.Erro says:

    Estimado Spurgus, toda esa abundancia de citas eruditas no consigue ocultar que es Vd. uno de esos católicos (demasiados todavía, por desgracia) que recorre las estanterías del catecismo como si fuera un supermercado. Por supuesto que el Credo es lo fundamental pero la Iglesia es un cuerpo coherente que lleva dos mil años extrayendo tesoros de ese Credo. La Iglesia es una doctrina, una tradición, una autoridad, una vid cuyos sarmientos se secan separados del tronco. En ella todo encaja así que hace falta humildad para asumir que las teorías del viejísimo “pensamiento libre” no conducen a ninguna parte salvo a la vanidad individual. Por otra parte esto no tiene nada que ver con la libertad: un pintor no es menos libre por respetar el marco del lienzo.

    En cuanto al comentario de VG sepa Vd. que eso de romántico es para mí una palabra malsonante. El sentimentalismo romántico es el padre de todas las ideologías que tanto daño han provocado en el mundo. Le aseguro que procuro siempre ser lo más realista posible y por eso en esta Clave he afirmado dos veces que “no niego la dimensión económica de la vida”. Simplemente he pretendido llamar la atención sobre lo que me parece un desequilibrio bastante materialista en la gestión de las cosas públicas y en la misma vida social. No es bueno que hagamos o dejemos de hacer las cosas exclusivamente pensando en sus réditos económicos. ¿No está Vd. de acuerdo con esto?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  14. VG says:

    Le ruego pues que me disculpe. En cualquier caso, me temo que el Romanticismo limitado a su faceta sentimental limita mucho el alcance de un movimiento revolucionario que, rompiendo con el Neoclasicismo, defendió el poder de la fantasía, la imaginación y las fuerzas irracionales del espíritu. No quiero decir con ello que vea en su comentario un poso revolucionario, ni siquiera irracional, pero sí que pretender que la gestión de lo público no se fundamente en la virtud económica es el primer paso para dejar paso libre a la fantasía. Y que conste que a mí personalmente me parece un ejercicio muy saludable.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  15. spurgus says:

    Estimado don Jerónimo:

    Realmente lo que dice de mis citas es desafortunado e impropio de Ud. ¿Cómo puede decirme que “escojo como de un supermercado”? ¿No ve que le podrían decir lo mismo? Entremos los dos en el “supermercado” y hablemos de lo que hay expuesto en él: pero no me acuse a mí de “escoger” porque ud escoje del “otro lado”. ¿O es que Ud es conocedor de todo lo que atesoran las estanterías? ¿O es acaso Ud el “guardián” de la fe? ¿Cual es su autoridad para decir tal cosa? ¿Sabe más que yo? En tal caso, dígano por qué, demuéstrelo.

    Ya siento que mis elecciones de libros no sean de su agrado. Mi cita de lecturas, -demasiado pocas, no se lo discuto- tratan de contrarrestar con la razón y datos las descalificaciones que reciben las ideas que expreso, que encuentro pauperpimamente fundadas. ¡Esto es así, Ar!

    La Iglesia no “es un cuerpo coherente” en el sentido de una verdad absoluta que llega a todos los aspectos de la vida, en todas sus dimensiones. Tal es una idea como creer -de adulto- en los Reyes Magos, o en un Cristo rubito y de ojos azules… La Iglesia no es un cuerpo ooherente ni desde el punto de vista histórico, ni del funcional (no es la misma iglesia el cura que el papa, ni el monje cerrado y el misionero seglar en un país africano en guerra, ni el europeo del chino) ni teológico (el pensamiento teológico ha evolucionado en veinte siglos, desde la … casinada al platonismo de Pablo, el escolasticismo de Sto Tomás, el neoescolasticismo de un cierto sector, y otros más de la mano de la moderna exégesis, como John P. Meier, como Crossan, como Pagola) y aún subsiste diferencia abismal entre un teólogo del Opus, pongamos por caso, y otro de la asociación Juan XXIII). Una cosa es que todos los cristiamos vivamos dentro de la Iglesia,( pues la fe necesita y quiere la comunidad) y otra, creer que sea UN “sistema coherente” en el que no hay más que una línea (la oficial) que ud parece dar a entender que asimila a “La Verdad”. Eso para mi conceptualmente es parecido al judaísmo farisaico, obsesionado con las normas que rigen todos los aspectos de la vida social, y con la calificación de “puro” e “impuro”.. y Cristo ha anunciado que el domingo es para el hombre, no al revés.

    La Iglesia -y hablo de la Católica- son muchas doctrinas, muchas tradiciones, muchos carismas diferentes… reunidas todas en lo esencial (si no, no serían la misma Iglesia) pero variadísimas en las cosas adjetivas, que son, también, importantes, puesto que implican modos de estar en lo social, en lo político, en lo individual. Hay ultraconservadores, carismáticos, curas obreros (marxistas o de la teología de la liberación). Está Küng y está Ratzinger, está Escribá de Balaguer y está Martini…; los Dominicos y los Agustinos; Jesuítas y Opus, ninguno es tonto, y ninguno coincide, muchas, muchas veces, en aspectos importantes… pero eso no es sino riqueza eclesial, y reflejo de una Iglesia viva, con gente inteligente y con ganas de pensar y participar… Y lo mejor de todo, es que se reúnen en torno a la Mesa, y todos llaman a Dios por el mismo nombre, y a todos resuena su Palabra, que Salva…. y nuestras discrepancias, en el fondo y ante ese Dios magnífico ¿qué importan? son naderías.

    Tenemos que que distinguir el fondo de fe y el “excipiente” ideológico, político, histórico, puramente humano. No es que pueda hacerlo, es que debemos todos, en la medida de nuestras posibilidades, hacerlo, porque hemos de fundar nuestra fe y nuestra ideología de la mejor forma posible.

    Don Jerónimo, yo no tengo como propósito ocultar mi pensamiento, porque acudo al medio que tan gentilmente Ud. nos facilita precisamente para expresarlo, con la esperanza de aprender de todos (y lo hago todos los días) y que Uds. se sirvan también de lo que opina otro. Tienen Uds una buenísima noticia: el mundo es mucho, mucho más grande, y no “hace falta” controlarlo todo.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja