La posición de dominio de Eroski en Navarra es tan abrumadora que el Tribunal de Defensa de la Competencia obligará a Eroski a vender parte de sus establecimientos. Eroski controla ya el 40% de cuota en nuestro mercado de alimentación, a través de Eroski y sus filiales Aundía, Caprabo y Supermabo. Una situación que produce inquietud en ciertos sectores navarros y satisfacción en otros, habida cuenta del origen y conocida adscripción ideológica del Grupo Mondragón. Eroski espera, no obstante, que sean pocas las tiendas de las que el Tribunal le imponga la obligación de desprenderse.

Leer más

   Dar de baja