El siguiente escenario.

El artículo 171 del Reglamento del Parlamento Foral dispone que, para obtener la confianza de la cámara, el aspirante a la presidencia deberá obtener la mayoría absoluta en una primera votación. El Reglamento añade que “de no obtenerse dicha mayoría, se procederá a una segunda votación veinticuatro horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada al candidato si obtuviera mayoría simple en esta segunda votación.”

La mayoría simple se consigue al obtenerse un número superior de votos a favor que en contra de la investidura del candidato. Las abstenciones no computan.

En este escenario, el único partido que puede tener más votos a favor que en contra es UPN y siempre que el PSN (o una parte de él) se abstenga. En tal caso, la votación daría lugar a un gobierno en minoría de UPN. UPN, sin embargo, también tiene la posibilidad de no querer gobernar en minoría, dado que podría quedar a expensas de una hipotética moción de censura tras las elecciones generales, que propiciara –entonces sí- el ahora fallido pacto PSN-Nabai-IU. UPN dispone por tanto de la capacidad de elegir entre un gobierno minoritario o una repetición de las elecciones.

Si el PSN vota en contra de UPN y tampoco UPN consigue la mayoría simple, entonces ningún candidato podría tener más votos a favor que en contra, y en este otro supuesto también se repetirían las elecciones.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja