ETB: ALLANANDO EL CAMINO Tuve el gusto, por decir algo, de acudir a Baluarte de Pamplona el pasado lunes 9 de octubre para disfrutar con la gala de presentación de la nueva temporada de ETB. Al menos, eso intentaba. Allí se encontraba la plana mayor de los políticos na-cionalistas vascos de sangre navarra, mucha ikastolera e ikastolero ataviados con sus característicos atuendos multicolores, mucha guapa, guapitos y guapos. Buen rollito, satisfacción, besos en las mejillas, achuchones, discretos piquitos. El hilo conductor de la gala, nexo de todas las actuaciones e intervenciones, se su-pone que corría a cargo de la pareja italiana clónica, de los divertidos anuncios de ETB www.esportiamore.com, simpática mofa de los páginas de contactos, que tanto se han prodigado en Internet y en blanco sobre negro, en perfecta simbiosis con la estética y canciones de los años setenta. Pero sorpresa, sorpresa, se impuso otro conductor algo distinto. Bastante. Mucho. Y de resonancias políticas, diría este inge-nuo espectador. Alusiones subliminales a Navarra, algunas, y otras muy directas; un par dedicadas con mucho, muchísimo cariño a Sanz; el empleo intencionadamente brutico de la jota navarra… Poco en castellano, como lo denominan ellos, los pro-gres, y demás fauna. Y, de ese poco, recordemos las palabras literales en nuestro progresivamente clandestino español, de uno de los actores, a saber: calle, casa, hipotenusa y ¡catetos! Risas, y más risas, bastante exageradas, acompañadas de inteligentes miradas cómplices. Que somos mucho listos. Agitación en las filas, en-tusiasmo, expresiones placenteras. Salimos todos muy contentos. Bueno, la mayor parte. Y todos, todos, a disfrutar del elixir del amor prometido: canapés, chistorricas forales, vinos de la tierra, copas va-riadas, música retro y maquineta, fotos con famosos, famosillos y politiquillos sub-vencionados. Es que lo tenemos asumido. Pueden venir con cualquier excusa, bue-na o mala, genial o absurda, divertida o aburrida, agresiva o sofisticada, que los aceptamos sin rechistar. Forman parte de nuestras vidas. Estamos resignados. Fo-mentamos relaciones estables, nos recordó el Director General de ETB; como que no tenía ni un pelo de tonto. Y se lo ponemos muy, pero que muy fácil. ¿Qué hace-mos mientras tanto los ciudadanos normales que no estamos todo el día maltratando con la matraca del abertzalismo enjuiciatodo, al vecino, pariente o compañero de cu-rro? Tragando y tragando, al igual que los políticos que gallardamente nos represen-tan. Nos callamos, cedemos, cedéis, ellos ceden. ¿Y la sociedad civil? Como decía Daniel Pipes cuando se refería a la percepción generada por la presen-cia islámica en Europa, al igual que nuestros conciudadanos occidentales en ese contexto, los navarros estamos respondiendo como se supone que responden las ranas al ser cocinadas a fuego lento, sin notar nada. Sin hacer nada antes las infini-tas actuaciones y demostraciones de nuestros persistentes vecinos y/o quintacolum-nistas. ETB: fomentamos las relaciones estables. ETB: preparando el futuro. Allanando el camino.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja