Raro.

Ser raro no es malo. De hecho, puede ser bueno y apreciable. En cualquier caso, ser raro significa ser inhabitual, poco común, escaso o infrecuente. Las últimas encuestas realizadas sobre la nueva ley del aborto, muestran que los partidarios del aborto son raros.  
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja