En este ambiente de cristianofobia delirante y enfermiza podría ser buena idea que dejen las cosicas tranquilas evitando crear problemas donde no los hay y no toquen nuestras devociones y tradiciones. Gracias pero no se preocupen tanto por defender nuestros derechos y libertades que no hace falta, que al que no le guste es libre de no asistir.

Leer más

Dar de baja